La I Semana de Formación Profesional de la Iglesia  :   
 Don Francisco Aguilar disertó ayer sobre las Universidades Laborales. 
 ABC.    29/10/1958.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

I SEMANA DE FORMACIÓN PROFESIONAL DE LA IGLESIA

Don Francisco Aguilar disertó ayer sobre las Universidades Laborales

Bajo la presidencia del obispo de Huelva, doctor Cantero, continuaron ayer por

la mañana las sesiones de la I Semana de Formación Profesional de la Iglesia.

Intervino en primer lugar Sor Monserrat Pedret, que desarrolló el tema "La

Iglesia y la formación profesional femenina en España". A continuación habló el

padre Uriarte, S. J., quien se refirió ampliamente al triple aspecto técnico,

humano y religioso que deben comprender los planes de estudio.

En la sesión de la tarde, que fue presidida por el obispo de Huelva y el

subsecretario de Trabajo D. Cristóbal Gracia, intervino D. Francisco Aguilar,

que desarrolló la ponencia "La misión de las Universidades Laborales dentro del

plan nacional de formación profesional obrera".

Dijo que la Universidad Laboral representa un signo del tiempo en que vivimos;

para destacar ese signo se remontó al recuerdo de aquellas instituciones en que

un núcleo de profesores, en sus horas libres, daban una serie dé conferencias de

temas variados a los obreros, con el fin de abrir horizontes nuevos a sus

inteligencias; no había organización propiamente dicha y se daba a los obreros

un débil barniz, del cual se desprendía el peligro de que el trabajador que se

entregaba ansiosamente al saber, al volver a su ambiente normal de vida recibía

la influencia del contraste y también la impresión de sentirse más miserable al.

descubrir el beneficio inmenso del saber. Esas Instituciones perecieron, y

después, hasta nuestros días, poco se ha hecho para abarcar la urgencia de una

formación adecuada del obrero.

Se refirió después ampliamente al perfeccionamiento técnico e hizo notar que no

debe dar como resultado un obrero de rutina, sino un obrero técnico, enterado de

su misión. Todo esto, respecto al obrero adulto, lo viene realizando la

Universidad Laboral en cursos intensivos y son sorprendentes sus resultados.

"El deseo de las mutualidades dijo también—no es el de crear una seguridad

social para el hombre que ya se gastó en el trabajo, sino también en formar al

hombre más hombre de lo que es."

Terminó su disertación exponiendo el problema de la educación en el marco

múltiple de una Universidad Laboral e hizo votos para que se logre una pedagogía

de tal fuerza formativa que persista, continué a través de los años y garantice

de forma eficiente el triunfo del joven al enfrentarse con la realidad, haciendo

que el joven domine los defectos que esa misma vida le presenta y no sea ella la

que le derrote y absorba como por desgracia viene ocurriendo.

 

< Volver