Octubre  :   
 El Papa. 
    Páginas: 1. Párrafos: 4. 

OCTUBRE

EL PAPA

MUERE en este mas el Papa Pío XII, se reúne el Colegio Cardenalicio en Cónclave

y elige para sucesor en el Trono pontificio al cardenal Roncalli, arzobispo de

Venecia, con el nombre de Juan XXIII.

Jamás el mundo, incluidas aquellas zonas más alejadas de la Cristiandad,

démostró mayor interés o curiosidad por los acontecimientos de Roma, en torno al

Vaticano, o, mejor dicho, en relación con la Iglesia Catilica. En parte se puede

explicar este fenómeno universal por el aumento y perfección de los medies

informativos, aplicados a divulgar unos sucesos extraordinarios. Los micrófonos

en la antesala contigua a la alcoba del Papa agonizante; la televisión con sus

pupilas fijas en el cadáver del Pontífice, siguiendo el cortejo fúnebre o

estática ante las ceremonias deslumbrantes de la coronación; las cien mejores

ametralladoras fotográficas manejadas por los campeones de la instantánea,

atentos a captar el gesto, el detalle o la filigrana. Quinientos "ases" del

reportaje reunidos para referir los hechos extraordinarios de Roma.

Durante muchos días, el aire—per la "radio" y la television—, las pantallas de

los cines las bobinas de papel estuvieron impregnadas de imágenes y ecos de la

Ciudad Eterna y de sus Pontífices. Eran los acontecimientos máximos, absorbentes

de la atención universal. El grano de mostaza de la parábola evangélica ha

germinado y las frondas del árbol pueden acoger a las aves de todos los cielos.

Ausentes de este concierto, y no por voluntad de sus gentes, sino por exclusión

decretada y tiránica, quedaron los pueblos sometidos a la peste roja, condenados

a no respirar el aire libre y civilizado y a no compartir las emociones que

anhela toda alma naturalmente cristiana.

 

< Volver