Autor: Salas y Guirior, José. 
 Roma. 
 Pablo VI recibe a los padres conciliares españoles  :   
 Pronunció una alocución exaltando muy expresivamente la ejecutoria de España. 
 ABC.    13/11/1963.  Página: 49. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

13 DE NOVIEMBRE DE 1963.

PABLO VI RECIBE A LOS PADRES CONCILIARES ESPAÑOLES

PRONUNCIO UNA ALOCUCIÓN EXALTANDO MUY EXPRESIVAMENTE LA EJECUTORIA CATÓLICA DE

ESPAÑA

El Papa resaltó la palabra "Hispanidad" al alentar nuestra tarea misional

Roma 12. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.)

A las seis y media de la tarde, en el espléndido marco de la Sala Clementina,

allá donde escuchamos por primera vez los corresponsales la palabra de Pablo VI,

cerca de donde Juan XXIII se ños ofreció en el silencio de la muerte para

nuestro postrer homenaje, ha recibido el Papa a los padres conciliares españoles

que, en número de casi un centenar, acudieron a visitarle. Esta recepción era

cosa esperada, ya que en los días anteriores habían venido produciéndose las

audiencias a los obispos de otros países.

Con este motivo Pablo VI ha pronunciado unas palabras, en las que, una vez más,

ha puesto de manifiesto su singular cariño hacia nuestra Patria. Tras unos

párrafos en italiano, Su Santidad continuó hablando en español, siendo escuchado

con singular devoción y entusiasmo por nuestros prelados, quienes en su actitud

demostraron nuevamente sus sentimientos hacia la persona del Santo Padre, tantas

veces expuestos en los recintos del Aula Conciliar, a través de los debates

últimamente celebrados, incluso en aquellos de más difícil clima.

Antes de que Pablo VI pronunciase el discurso a que nos venimos refiriendo dijo

unas breves palabras el cardenal Arriba y Castro, quien en ausencia del cardenal

arzobispo de Toledo, doctor Pía y Deniel, ofreció la adhesión, el acatamiento y

el afecto del Episcopado español, de los diocesanos españoles y de España

entera.

A continuación el Papa se refirió a la obra religiosa española desde el punto de

vista histórico, desde el punto de vista conciliar y, por último, en su

proyección hacia el futuro. Con un fondo tejido de grandes elogios a todo lo

español, Su Santidad resaltó todo lo que España significa para la Iglesia a

través de sus santos y sus pensadores, así como de su inmensa obra de

evangelización, especialmente en Hispanoamérica, donde su influencia fue

decisiva. De ahí que al hablar nuevamente en italiano, después de dar lectura a

su discurso, se refiriese a uno de los aspectos del futuro español. Este futuro

de España en la Hispanidad—el Papa pronunció dicha palabra—consiste en volcarse

misionalmente en aquellas tierras, es decir, continuar lo que España ha venido

haciendo a través de su historia.

Por último, se refirió al Concilio, destacando su importancia creciente y

pidiendo las preces de todos para su mayor triunfo y su mayor gloria. Al llegar

a este punto hizo alusión a las intervenciones españolas en el Concilio,

resaltando la hondura teológica de nuestros prelados en sus trabajos

conciliares. De ahí su emoción y su alegría por un encuentro en el que, según

los asistentes, había mucho más que puro protocolo de simple audiencia. En sus

últimas palabras, pronunciadas también en italiano y en forma improvisada, se

refirió al mundo de los obreros, así como a los ámbitos de la cultura, zonas

vitales, cuya unión es necesario procurar siempre. El texto del discurso, que

fue tomado taquigráficamente por el obispo de Valencia, será publicado mañana

por el "Osservatore Romano", sin que hasta ahora haya sido posible conocer una

versión completa ni aun a través de Radio Vaticana.

AI final de la audiencia; y como recuerdo de ella, los padres conciliares

españoles hicieron ofrenda al Santo Padre de un misal mozárabe, con el que se

dijo recientemente una misa de dicho rito en la basílica de San-Pedro,

comenzando así la congregación general de dicho día.—José SALAS Y GUIRIOR.

 

< Volver