Autor: Méndez, A.. 
   Los movimientos de Acción Católica no son políticos     
 
 ABC.    08/09/1974.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

«LOS MOVIMIENTOS DE ACCIÓN CATÓLICA NO SON POLÍTICOS»

Oviedo 7. (De nuestro corresponsal, por télex.) «No es justo identificar a los

militantes de Acción Católica con una política determinada», ha dicho en Oviedo

> el consiliario nacional de dicho movimiento en España, monseñor Torija de la

Fuente, que se encuentra aquí invitado para predicar la novena de Nuestra Señora

de Covadonga, Patrona de la archidiócesis, que ahora se está desarrollando.

Monseñor Torija ha indicado en este sentido que es posible que haya un mal

entendimiento por la sociedad de algunos movimientos especializados, como la

J.O.C. o la H.O.A.C., por ejemplo, tachados en ocasiones de movimientos

políticos, y también cabe que uno de sus miembros actúe en un momento

determinado bajo su responsabilidad en cualquier acción política, lo que no

autoriza a identificar con tal acción al movimiento en sí.

El consiliario nacional afirma también que en la actualidad la Acción Católica

vive un momento de interés y reactivación, y que está haciendo un gran esfuerzo

por revisar métodos v planteamientos a la luz del documento episcopal para el

apostolado seglar. Sefiaía asimismo que uno de los problemas más graves, en este

sentido, es la escasez en número y el desánimo que ha cundido en muchos

sacerdotes consiliarios. Para resolver esta cuestión monseñor Torija afirma que

está en contacto permanente con los diversos grupos, a fin de procurar salvar

esta crisis. En comparación con d resto de los países católicos, prosigue el

consiliario nacional, esta crisis de Acción Católica española es semejante a la

que ha ocurrido en otras naciones y asegura, por otra parte, que los movimientos

de la Acción Católica, si son auténticamente apostolado, sólo tienen como

finalidad la Iglesia, y por tanto resultan eminentemente eclesiales. En

definitiva, concluyó monseñor Torija, la Acción Católica actuará sólo y

exclusivamente como movimiento apostólico de la Iglesia.—A. MENDEZ.

 

< Volver