La jornada de los obispos se centró ayer en los temas de la enseñanza religiosa y la restauración del diaconado en España  :   
 Se ha desorbitado el problema de la ortodoxía de los textos de religión, pero el asunto es considerado de gran trascendencia. 
 ABC.    01/12/1973.  Página: 41. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ABC. SÁBADO 1 DE DICIEMBRE DE 1973. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG.

41.

LA IGLESIA EN EL MUNDO DE Hoy

LA JORNADA DE LOS OBISPOS SE CENTRO AYER EN LOS TEMAS DE LA ENSEÑANZA RELIGIOSA

Y LA RESTAURACIÓN DEL DIACONADO EN ESPAÑA

Se ha desorbitado el problema de la ortodoxia de los textos de religión, pero él

asunto es considerado de gran trascendencia

EN LA RESTAURACIÓN DEL DIACONADO LOS OBISPOS PROCEDERÁN SIN PRISAS Y CON LAS

NECESARIAS CAUTELAS

Madrid.. (De nuestro corresponsal.) La Conferencia Episcopal . Española, que hoy

concluye las sesiones de esta su XIX Asamblea Plenaria, dedicó sus trabajos de

ayer a estudiar los temas del diaconado y de la enseñanza.

En el tema de la enseñanza fueron dos los puntos fundamentales: el referente a

las resoluciones del Ministerio de Educación y Ciencia en esta materia, y las

polémicas surgidas en torno a los textos de religión autorizados por la Comisión

episcopal correspondiente. Ambos temas son expuestos así por la nota oficial

difundida ayer:

«Entre los informes de las distintas Comisiones episcopales, destacó por su

Importancia el de la Comisión de Enseñanza. Monseñor Estepa, en nombre de la

misma, centró la atención de los obispos en la problemática relacionada con las

resoluciones dadas el 11 de septiembre por tres Direcciones generales del

Ministerio de Educación y Ciencia sobre enseñanza de la religión. En este tema

señaló el implícito carácter evangelizador de esta docencia religiosa, que exige

características pastorales en su profesorado, y el explícito con-, tenido

religioso de los textos, que implica la ineludible responsabilidad de la

jerarquía eclesiástica con respecto a ellos.»

LOS LIBROS BE TEXTO DE RELIGIÓN

«El- señor arzobispo-de Grado, presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza,

informó sobre los textos de religión, en torno a cuya ortodoxia se ha

desencadenado los últimos meses una fuerte campaña en átennos medios de

comunicación social, iniciada por la publicación de un´ libro sobre el tema, y

desorbitada en no pequeña medida por los • servicios de una agencia. Él tema

despertó el máximo interés de los obispos por su trascendencia. En el debate,

que destacó por stt serena profundidad, intervinieron el presidente de la

Conferencia, los señores arzobispo de Toledo, Burgos, Valladolid y Tarragona;

los obispos de Ciudad Real, Tortosa. Huelva, León, Sigüenza, Bilbao, Segovia,

Seo de Urgel, Jaén, Córdoba, Cuenca y los señores obispos auxiliares de Oviedo,

Valencia, Pía y Gea y Guix de Barcelona.

Los señores obispos revelaron en el tono y contenido de sus comentarios honda

preocupación. Las intervenciones destacaron la trascendentalidad del problema,

quizá el más grave de los planteados en esta Asamblea a juicio de muchos

prelados.

La Comisión Episcopal de Enseñanza puntualizó algunos aspectos del problema a la

luz del debate y quedó en presentar ante la Asamblea sus proposiciones

operativas.

LA RESTAURACIÓN DEL DIACONADO EN ESPAÑA

El tema del diaconado era presentado por la Comisión de Liturgia, y su

presidente, el cardenal Jubany, leyó un ponderado informe sobre d tema.

Su texto—según el resumen de la agencia Pyresa—- comprende una introducción

teológica, un examen de la situación del diaconado permanente restaurado hasta

ahora en otros países y unas consideraciones sobre la restauración en España.

La jerarquía eclesiástica respondía, en sus orígenes, a un triple grado: obispo,

presbítero y diácono. En los cuatro primeros siglos de la historia de la Iglesia

los diáconos no sólo conservaron las funciones que tenían en los tiempos

apostólicos, sino que incluso incrementaron su importancia. A partir del siglo V

comienza su decadencia y entre los siglos VII al IX desaparecen, quedando en los

tiempos actuales sólo como una orden de paso al presbiterado.

Según el texto expuesto a la-Asamblea, solo Holanda y España, entre los países

europeos tradicionales, no tienen actualmente diaconado restaurado. Los

distintos tipos de diáconos de los diferentes países no coinciden exactamente y

un tema importante a definir es la figura de diácono que se quiere restaurar en

España. Otro aspecto relevante es que el diaconado no puede ser, ni presentarse,

como un remedio sustitutivo de la falta de vocaciones-sacerdotales, -pues

existe- una verdadera vocación y un verdadero ministerio diaconal .en la

Iglesia.

Los redactores del. texto expuesto a la Asamblea han sugerido, como

procedimiento de profundización en el asunto, que la Asamblea plenaria encargue

la formación de una Comisión en la que intervengan obispos y técnicos as las

Comisiones episcopales interesadas; es decir, clero, liturgia, enseñanza y

acción caritativa. Los cometidos de la" Comisión serían: realizar encuestas

entre los obispos, sacerdotes y otras personas e instituciones para pulsar el

estado de la cuestión; redactar un proyecto de documento para la implantación

del diaconado en España, que habría de someterse a. !a. Asamblea plenaria de la

Conferencia; llevar a cabo una campaña de catequesis en toda la nación para

explicar a los fieles la función pastoral de los diáconos y organizar un centro

de coordinación y ayuda a las diócesis.

Eii el .debate que siguió aja presentación de la ponencia intervinieron los

obispos de Canarias, Castellón, Salamanca y Bilbao. En sus palabras —según

resume el comunicado oficial— «se valoró el diaconado, por lo que puede suponer

de apoyo en la actual crisis de vocaciones sacerdotales y en la problemática que

plantea el celibato.

Se aportó la1 experiencia positiva que se llevan en este sentido en algunas

diócesis. Tampoco faltaron argumentos para temer por el diaconado, precisamente

dada la actual situación del apostolado, laical.

También se trató de la´ posible participación de las mujeres en los

ministerios».

 

< Volver