"Quiero poder ver a toda clase de gentes"  :   
 El nuevo arzobispo de Tarragona no vivirá en el tradicional palacio. 
 ABC.    27/01/1971.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

«QUIERO PODER VER A TODA CLASE DE GENTES»

Ef nuevo arzobispo efe Tarragona no vivirá en el tradicional palacio

Tarragona 25. «La Iglesia tiene que estar a la altura del momento, auscultar

bien, vigilar bien y atender bien, y de esta maneja saber en cada momento qué

pasos tenemos que dar para darlos con firmeza y seguridad*, ha declarado, entre

otras cosas, el nuevo arzobispo de Tarragona, doctor Pont y Gol, al corresponsal

de Europa Press en esta ciudad.

El nuevo arzobispo dijo que lo primero fue haría seria conocer a la, gente, paso

que considera de necesidad inmediata. Preguntado acerca de la situación actual

de la Iglesia, respondió: «yo estoy muy esperanzado, muy optimista. Además hemos

de hacernos cargo de que fa Iglesia vive en el mundo y de que la problemática de

la Iglesia es un eco de la problemática del mundo. El mundo está abocada a

grandes transformaciones.»

Acerca de su posición de lo tradicional y lo posconciliar o moderno en la

Iglesia, el prelado dijo que no iba a hablar de tradicional ni de moderno.

«Ahora, sí que quisiera hablar de Iglesia posconciliar. Porque el Concilio,

además de ser ley obligatoria de la Iglesia, es un advenimiento cite, sin duda,

ha traído el Espíritu Santo.» Ha añadido el doctor Pont y Gol que procuraría

interpretar correctamente la doctrina conciliar.

Dijo también que seguiría dándose a la Iglesia de los pobres y atendiendo a los

suburbios, tal como hizo su antecesor, el cardenal De Arriba v Castro.

Por último, preguntado acerca de su decisión de abandonar el palacio arzobispal

y de vivir en una residencia de sacerdotes de la plaza de Verdaguer, señaló que

se trataba de una decisión de menor valor teórico que práctico. >En una casa tan

grande no hay quien pueda habilitar. ¿Quién va a cuidar de ella? No hay servicio

ni potencia económica vara sostenerla. No hay calor humano en casas tan grandes.

>

Además, quiero poder ver a toda, clase de gentes. Y a muchas el tener que subir

escaleras tan grandes, cruzar pasillos y salas para, finalmente, ver al obispo,

les impone. El obispo es el amigo que tiene que encontrar al pie déla escalera,

junto a la puerta de entrada. Esta última razón es la que más vale.» Y agrega:

«Eso no quiere decir que critique lo que hicieron mis antecesores. Todos somos

hijos de la época y del tiempo. Bien estaba aquello v bien estará esto, era»

 

< Volver