Cardenal Marty: Transmitir el mensaje evangélico al mundo actual implica que la Iglesia tome partido sobre problemas temporales  :   
 No obstante - señaló el arzobispo de París -, no es conveniente el compromiso político directo de los sacerdotes. 
 ABC.    25/04/1973.  Página: 45. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LA IGLESIA EN EL MUNDO DE HOY

CARDENAL MARTY: «TRANSMITIR EL MENSAJE EVANGÉLICO AL MUNDO ACTUAL IMPLICA QUE

LA IGLESIA TOME PARTIDO SOBRE PROBLEMAS TEMPORALES»

"No obstante —señaló el arzobispo de París—, no es conveniente el compromiso

político directo de los sacerdotes"

"ES BUENA UNA DIVERSIFICACION EN LA LITURGIA, PERO SIN LLEVAR A CABO LAS

EXPERIENCIAS DEMASIADO RÁPIDAMENTE"

París 24. Favorable a una diversificación de la liturgia, pero sin llevar a cabo

las experiencias demasiado rápidamente, se declaró el presidente de la

Conferencia Episcopal francesa, cardenal François Marty, en un debate televisado

sobre los problemas mas candentes de la Iglesia.

El purpurado francés puso de manifiesto que la liturgia actual, desde las misas

en latín a las «pop», pasando por los actos religiosos celebrados en grupos

reducidos y fuera del templo, no debe rechazarse, sino que debe elegirse un

camino en el que «cada uno pueda sentirse a sí mismo y encontrar a Dios, en una

Iglesia acogedora para todos».

No dejó de reconocer, sin embargo, que «a veces la evolución de la liturgia,

adaptada por el Concilio Vaticano U y el Papa Pablo VI con el acuerdo de los

obispos al mundo actual, va demasiado rápida. Es necesario hacer un esfuerzo de

aplicación».

El arzobispo de París manifestó también que es contrario al «compromiso directo

político de los sacerdotes», pero haciendo notar que ello no implica que la

iglesia tome partido sobre problemas temporales».

Interrogado sobre si es posible una apertura hacia el comunismo o socialismo, el

cardenal Marty destacó que, respecto al primero, no lo cree posible, era cuanto

al socialismo, subrayó la gran variedad de formas socialistas existentes en el

mundo.

Defendió el presidente de la Conferencia Episcopal francesa una mayor

comprensión de la sociedad hacia los problemas de los inmigrantes en Francia,

dándoles las condiciones precisas para una auténtica vida familiar, como la

vivienda, y los medios de expresarse, «Están aquí —dijo el cardenal Marty—porque

los necesitamos, y debemos recibirlos con todos los derechos y deberes. Me

gustaría que la sociedad francesa les acogiese en la misma medida que son

recibidos en nuestras iglesias.»

Por último, refiriéndose al problema del aborto, el purpurado exhortó al respeto

de los valores familiares y sociales, aun reconociendo la necesidad de adaptar

los medios para que la ley de la Iglesia sobre ese problema pueda ser respetada

y comprendida.—Efe.

 

< Volver