Erandio: El párroco veta la asistencia de la corporación municipal a la misa del patrón     
 
 Informaciones.    28/08/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Información religiosa

ERANDIO: EL PÁRROCO VETA LA ASISTENCIA DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL A LA MISA DEL

PATRÓN

BILBAO, 28. (CIFRA.)—La Corporación Municipal de Erandio no acudió hoy a la

solemne misa de la iglesia parroquial de San Agustín, en Erandio, como venia

siendo tradicional.

Antes de 1939, cuando Erandio era Municipio independiente, su Corporación

municipal asistía siempre, en cuerpo de comunidad, a la misa solemne del día de

San Agustín. En el acta del convenio con el Ayuntamiento de Bilbao, para la

anexión a este Municipio de Erandio, se hacía constar expresamente que la

Corporación municipal debería estar representada en dicha misa, por lo que desde

entonces acudió siempre bajo mazas a la misma.

Sin embargo, este año el cura párroco visitó al teniente de alcalde delegado de

Erandio para notificarle, en nombre del Cabildo parroquial, que la Corporación

se abstuviera de concurrir a la misa por razones pastorales». Entablado el

diálogo entre la Corporación y el Cabildo, éste comunicó que «si la Corporación

municipal acude al templo, lo hará en virtud de su autoridad y como un hecho de

fuerza, y que no consentirá que se coloquen reclinatorios-ni se hará reserva de

bancos o sitio alguno para la Corporación».

Ante estos hechos, el Ayuntamiento ha hecho pública una nota en la que, entre

otras cosas, dice que «la importancia del veto pronunciado por el Cabildo

parroquial requiere una motivación muy fundamental.

Las «razones pastorales» aducidas por el señor párroco son, a Juicio de la

Corporación, de índole de la exclusiva competencia administrativa municipal, por

lo que esta Corporación ha decidido apelar al superior criterio y autoridad del

señor obispo-administrador apostólico para la debida clarificación de estos

conceptos y para tranquilidad de nuestras conciencias de cristianos».

Asimismo, dice la n o t a que «por respeto al lugar sagrado, y para que en

manera alguna pueda calificarse de un «hecho de fuerza) la presencia corporativa

en la misa patronal», ha tomado el acuerdo de no asistir a la misma este año.

 

< Volver