Puntualización de Monseñor Cantero. 
 Ni el arzobispo ni la diócesis se hacen responsables de las jornadas sacerdotales     
 
 Informaciones.    18/09/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

PUNTUALICACION DE MONSEÑOR CANTERO:

«NI EL ARZOBISPO Ni LA DIÓCESIS SE HACEN RESPONSABLES DE LAS JORNADAS

SACERDOTALES»

MADRID, Í8. {INFORMACIONES.)—A última hora de la mañana el arzobispo de

Zaragoza, monseñor Cantero Cuadrado, ha enviado a los medios Informativos una

amplia nota aclaratoria en la que concreta exactamente el carácter con (rué el

arzobispado y la diócesis se relacionan con las Jornadas Sacerdotales

Internacionales que próximamente tendrán lujar en- Zaragoza par la Hermandad

Sacerdotal Española.

En esta nota monseñor Cantero sale al paso de las informaciones que la propia

Hermandad ha difundido ayer al responder a un comunicado oficial de la

Conferencia Episcopal Española que desmentía cualquier conexión entre estas

Jornadas y la Jerarquía eclesiástica.. En la mencionada información, de la que

damos noticia en nuestra sección religiosa, la Hermandad Sacerdotal Española se

refería al interés con que el arzobispo de Zaragoza había .recibido la petición

para celebrar las mencionadas Jornadas.

«Respondiendo a algunas consultas que Se me han hecho en relación con las

Jornadas Sacerdotales Internacionales de Oración y Estudio, y con la nota de de

la Hermandad Sacerdotal Española publicada en la Prensa cíe nuestra dudad,

estimo que faltarla a un grave deber pastoral si dejara de informar al pueblo

cristiano acerca de la actitud de este Arzobispado en torno a Ia3 proyectadas

Jornadas Sacerdotales internacionales:

1. La responsabilidad de iniciativa, organización, programación y

desarrollo de estas Jornadas ha sido y es asumida, única y

exclusivamente por la Hermandad Sacerdotal Española.

2. En el mes de abril ultimo pasado, los dirigentes responsables de esta

Hermandad Sacerdotal se reunieron, por propia. iniciativa, en un hotel de

Zaragoza. En dicha reunión acordaron celebrar unas «Jornadas

Sacerdotales Internacionales de Oración y Estudio» 7 pedirme autorización para

la celebración de las mismas en Zaragoza,

3. En el diálogo que tuve con los dirigentes responsables de esta Hermandad

les comuniqué que por mi parte te* concedía la solicitada autorización, con

las siguientes condiciones:

a) Que dichas Jornadas se celebrarán fuera del plazo y del marco del

Ano del Pilar

b) Que en el desarrollo de los temas, estrictamente- espirituales y

sacerdotales, se evitará toda polémica y todo enfrentamiento de carácter

personal; y

c) Que yo entendía que mi única intervención personal en los actos de

estas Jornadas sería el mismo que adoptó el señor arzobispo de Estrasburgo en la

Asamblea de las Mayorías Silenciosas, que tuvo lugar el año pasado n dicta

ciudad, a saber: la presidencia y la homilía de la misa concelebrada que

figuraba como uno de los actos de estas Jornadas.

4. Desde mediados de abril de 20 junio último por encontrarme fuera de

Zaragoza por motivos de La santa -visita pastoral y de la intervención

quirúrgica a que fui sometido en una clínica de Barcelona, no tuve contacto ni

noticia alguna acerca de la marcha de la organización de estas «Jornadas

Internacionales Sacerdotales»

5. Al regresar el 20 de junio a Zaragoza me encuentro, a los pocos días, con

una carta «reservada y personal» de su eminencia el cardenal Wright, prefecto de

´a Sagrada Congregación del Clero, en la que me pedía información sobré algunas

noticias que le habían llegado relacionadas con estas Jornadas, a la que

contesté con otra carta en la que decía que el arzobispo v la diócesis, como

tal, no se hacían responsables de la iniciativa, programación y desarrollo del

Congreso v que yo. como arzobispo de Zaragoza, tan sólo intervendría celebrando

la santa misa y pronunciando la homilía, bien en la sesión de apertura o bien de

clausura del citado Congreso, ¿e manifestaba también que yo no había Invitado ni

pensaba invitar a nadie para que asistiera a este Congreso aunque recibiría

con los brazos abiertos a los cardenales, arzobispos y obispos que tuvieron a

bien asistir y tomar parto en el mismo.

6. Tai es la actitud que ha adoptado en relación con la celebración de estas

Jornadas.

7. Como se afirma en el comunicado de la Comisión Permanente de la

Coníeren-cla Episcopal

Española, dado al final de su última reunión, celebrada durante los días 12, 13

y 14 del mes actual: "Estas Jornadas no están autorizadas aJ respaldadas por la

ContereruSa Episcopal Española; los sacerdotes que asistan a- ella *o hacen por

propia iniciativa, y no consta, ni en la Comisión Permanente ni a este

Arzobispado que vaya a estar representada en estas Jornadas la Curia Romana,"

8. Por mi parte, como arzobispo de Zaragoza, toda mi actuación .pastoral en

relación con estas Jornadas ha sido para mí una norma cumplir leal y

gozosamente las indicaciones y deseos que le llegan de nuestro amadísimo Santo

Padre."

 

< Volver