Monseñor Argaya Goicochea, obispo de San Sebastián     
 
 ABC.    21/11/1968.  Página: 41. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

MONSEÑOR ARGAYA GOICOECHEA, OBISPO DE SAN SEBASTIAN

Madrid. (De nuestra Redacción.) Con una rapidez admirable, y confirmando los

rumores que venían corriendo en los últimos días, "L´Osservatore Romano"

publicaba ayer tarde el nombramiento de don Jacinto Argaya como nuevo obispo de

San Sebastián.

Monseñor Argaya nació en 1903 en Vera de Bidasoa (Navarra), estudió en el

Seminario de Pamplona y se doctoró en Teología en Roma. Ordenado sacerdote,

dedicó la mayor parte de su vida como sacerdote al apostolado parroquial en

Villafranca, Carcastillo y en San Francisco Javier de Pamplona. Fue más tarde

rector del Seminario de esta misma ciudad, pasando luego—al ser nombrado

arzobispo de Valencia monseñor Olaechea—a ser vicario general de la

archidiócesis valenciana. Obispo auxiliar de esta misma diátesis en 1952, pasó

en 1957 a ocupar la Diócesis de Mondoñedo, en la que ha permanecido hasta ahora.

Monseñor Argaya es un prelado fundamentalmente sencillo, alegre, amistoso y

cordial. Cuando la Conferencia episcopal eligió la Comisión para los sacerdotes,

buscó entre sus miembros aquellos que más fácilmente pudieran ser queridos por

el clero español y uno de ellos fue monseñor Argaya. Su temperamento sereno,

humano y optimista, equilibrado de ideas, cordialmente incorporado al

pensamiento conciliar, "hombre bueno" en el mejor sentido de la expresión, hacen

ver en su nombramiento un paso positivo en la solución los problemas de la

diócesis guipuzcua.

 

< Volver