Otro documento que levanta polémica. 
 Treinta y tres teólogos opinan: La Iglesia atraviesa una crisis de autoridad y de confianza     
 
 Informaciones.    27/03/1972.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Información religiosa

OTRO DOCUMENTO QUE LEVANTA POLÉMICA TREINTA Y TRES TEÓLOGOS OPINAN LA IGLESIA

ATRAVIESA UNA CRISIS DE AUTORIDAD Y DE CONFIANZA TRES DE LOS FIRMANTES

SON ESPAÑOLES

MADRID, 27. INFORMACIONES.)—«La Iglesia católica atraviesa una crisis de

autoridad y de confianza.» Así empieza un «documento» firmado por treinta y tres

teólogos de diversos países del mundo en torno a la >>resignación» o pasividad

que existe hoy en la Iglesia. El sábado se hizo público en algunas capitales

europeas, ente ellas Roma, y ha suscitado ya muchos comentarios, aunque el

Vaticano, por el momento guarda silencio.

Los teólogos expresan cu decepción porque «seis años después del Concilio

Vaticano II, el III Sínodo de Roma ha concluido sin ningún resultado tangible» y

concluyen que «la autoridad de la Iglesia en el período posconciliar, no parece

dispuesta a llegar a resultados positivos en campos tan importantes como la

justicia y la paz en el mundo y la crisis del ministerio sacerdotal».

Este documento, de unas dos mil quinientos palabras, originariamente redactado

en alemán, se compone de cinco reglas o puntos de orientación: No callar. Actuar

personalmente. Caminar juntos. Conseguir soluciones de transición. No darse por

vencido.

Cinco teólogos alemanes Paul, Haag, Kasper, Hans Küng y Newmann), pertenecientes

a la Facultad de Teología Católica de la Universidad de Tubinga, elaboraron el

primer esbozo del documento. Se pretendió, desde un primer momento, que el

documento fuese firmado por un grupo de teólogos representativos de diferentes

palies no superior a cuarenta. El escrito fue reelaborado nuevamente con las

sugerencias y apreciaciones de todos el 11 de marzo de este mismo año. Han

firmado treinta y tres teólogos: doce alemanes, cinco holandeses centre ellos

Shillebeeck), cuatro norteamericanos (entre ellos Mc-Kenzle), cuatro austriacos,

tres españoles (Casiano Floristán, Juan Llopis y Evangelista Villanova), tres

canadienses y tíos suizos. Los treinta y tres teólogos decidieron publicarlo en

la Prensa Internacional.

Según estos teólogos, la Iglesia se encuentra en una crisis de desconfianza y de

dirección. «La intención del documento no reside en atacar la constitución

Jerárquica y el magisterio de la Iglesia ni, por supuesto, tiene las

características de un manifiesto», ha declarado esta mañana a INFORMACIONES uno

de los españoles firmantes. «Compararlo con el Acta de Lutero en Wittemberg —ha

añadido— es desvirtuar todo su contenido».

«Sencillamente —ha añadido— estos teólogos europeos y norteamericanos dicen en

alta voz lo que otros muchos comentan en privado. Su amor a la Iglesia y su

deseo de reformarla no es menor que la de aquellos que se proclaman a si mismos

campeones de la ortodoxia y que se definen como tradicionales sin aceptar las

consecuencias del Concilio.»

«A los 33 que firman, el nacimiento, como a muchos teólogos —manifiesta

finalmente el mismo autor interrogado—, les preocupa la paz v la Justicia en el

mundo, el ministerio o servicio de la Iglesia, el descenso alarmante de

vocaciones sacerdotales, el olvido del Evangelio y de Jesucristo en actitudes

episcopales ambiguas, la lentitud de la reforma de Instituciones eclesiásticas,

etc. Por todas estas razones han reflexionado sobre los motivos últimos y han

pretendido realizar un servicio a la Iglesia en el mundo actual.»

- En un despacho fechado en Roma, la agencia Efe señala que el documento,

redactado en alemán, ha sido traducido a diversas lenguas por el I.D.O.C.,

«centro de Información religiosa vinculado a los ambientes progresistas de la

Iglesias —añade dicha agencia, que también dice: «El documento parece que estaba

destinado, en principio, a un periódico por cada nación, pero si texto fue

conocido antes de llegar a publicarse, provocando la natural conmoción, ya que

contiene críticas al Papa».

Por su parte, nuestro colega «Nuevo Diario», en su número de ayer, publicaba una

crónica del corresponsal de Europa Press en Roma. Salvador Aragonés, en la que

se habla de «manifiestos. El corresponsal afirma, entre otras cosas, lo

siguiente: «La Iglesia católica acaba de recibir el más duro ataque de los

últimos tiempos, comparable al acto de Lutero de colocar sus tesis en la

catedral de Wittemberg, hace más de cuatrocientos años. Supone el deseo de

Imponer desde la llamada base una dictadura feroz sobre el Papa y la Jerarquía,

por medio de calculadas presiones a través de la opinión pública». Dice también

el corresponsal que «contra algunos de los firmantes se dirigía principalmente

el reciente documento de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Pe».

 

< Volver