Opiniones de dos teólogos  :   
 Cardenal Danielou: Las actitudes políticas del clero pueden dividir a la camunidad. 
 Madrid.    07/10/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Opiniones de dos teólogos

Cardenal Danielou: "LAS ACTITUDES POLÍTICAS DEL CLERO PUEDEN DIVIDIR A LA

COMUNIDAD"

Michael Schmaus: "LA TEOLOGÍA ESPAÑOLA ACTUAL ES DEMASIADO ESPECULATIVA"

"Cuando el clero asume actitudes política corre el riesgo de dividir la

comunidad Cristian", dijo el cardenal francés Danielou, haciendo referencia a

las relaciones entre el sacerdote y la política, tanto en Francia como en el

exterior, particularmente en España, durante una rueda de Prensa celebrada en

París.

"El clero—afirmó—no puede identificar el reino de Dios con tal o cual sociedad.

Debe mantener sus distancias respecto a la sociedad, temporal. Es verdad que en

algunos casos en nombre del Evangelio tendrá que combatir la injusticia, pero

tendrá que desconfiar de los charlatanes sediciosos, que no son los mejores

defensores de la libertad."

Dijo también que "los obispos franceses no se explican claramente en asuntos

doctrinales". Y respecto a la declaración del teólogo suizo Hans Kung, advirtió

que hay en ella mucho de demagogia, y por supuesto, "él no representa la

vanguardia progresista y viva do la Iglesia verdadera".—Europa Press.

Crítica a la teología española

"La teología que actualmente su cultiva en España es demasiado especulativa, muy

fundamentada sobre Aristóteles o Platón. Le falta método histórico o positivo,

si bien ahora comienza a apreciarse un cambio al respecto favorable", dice

Michael Schmaus—a quien Zubiri a llamado "uno de los grandes maestros de la

teología actual"—, en unas declaraciones hechas a Jerónimo Martell y que la

revista sacerdotal "Palabra" publica en su último número.

El doctor Schmaus ve tres direcciones teológicas en España: La conservadora

abierta, la conservadora cerrada y la radical progresista, aunque "es cierto que

estas direcciones, hasta el presente, son sólo movimientos apenas insinuados en

su determinación característica".

"Es muy difícil—dice el doctor Schmaus—decir si la evolución de la teología en

España será rápida o lenta, pues parece como contradictoria, en cuanto no se

sabe qué dirección va a tomar. La mayor esperanza está en los conservadores

abiertos, que poseen, de hecho, "nominatim", la mayor fuerza, la mejor fuerza

intelectual". "En cambio—agrega—el progresismo es más emocional, sin fuerza

intelectual, aunque se ampare en la circunstancia de que los conservadores

suelen estar muy anticuados. De todos modos, y con respecto a esto último, no

olvido que muchos españoles (interesados por los estudios teológicos) salen a

Francia o Alemania. Por ejemplo, el estudiante que permanece en estos países

tres o cuatro años vuelve a su país con un espíritu más liberal: aprende la

teología, pero más que eso se incorpora a un clima".

El teólogo alemán explica el progresismo de los teólogos españoles, en un medio

ambiente no excesivamente preparado, de la siguiente manera: "Yo lo achaco

aislamiento cultural, relativo, claro está.

Quien carece de peso teológico (porque lo perdió y no lo recupera) se desorienta

con facilidad, cae en la incertidumbre y acaba no resistiendo el extremismo

progresista. En la medida en que los teólogos españoles tomen el aire más allá

de los Pirineos no caerán, en esa falsa seriedad científica en que algunos

caen, justamente los menos valiosos. Para mi en esto España recuerda a los

Estados Unidos de América, donde el progresismo, ha prendido por las mismas

razones de falta de puesta al día científica..."

 

< Volver