El padre Arrupe llegó ayer a España  :   
 Vivimos - dijo - un momento apasionante a pesar de las dificultades. 
 ABC.    03/05/1970.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL PADRE ARRUPE LLEGO AYER A ESPAÑA

«Vivimos—dijo—un momento apasionante a pesar de las dificultades»

"El fin de mi viaje es compartir con lo» jesuitas en España sobre nuestro modo

de servir a la Iglesia y a los hombres de nuestro tiempo; entablar con ellos un

contacto humano a directo; escuchar sus puntos de vista y acompañarles de cerca

en este momento importante de la vida de la Iglesia, momento apasionante como un

nuevo Pentecostés, de dificultades sin duda, pero henchido de esperanza y tuerza

nueva", dijo el padre Arrufe, superior general de la Compañía de Jesús, a su

llegada este mediodía al aeropuerto internacional de Madrid-Barajas procedente

de Roma.

El padre Arrupe permaneció en el aeropuerto una hora escasa, continuando viaje

a Alicante, también por vía aérea, a la una de la tarde. En

aquella ciudad mantendrá hoy su primera reunión de trabajo. Esta noche

pernoctará en Murcia y la jornada de mañana la pasará en Valencia. El día Í5

volverá a Madrid.

El padre, Arrupe dijo también:

"Algunos periodistas han mostrado interét por mi visita a España, queriendo

tener alguna información sobre lo que piensa hacer en este viaje y formulándome

diversas preguntas. Con el fin de satisfacerles puedo decirles que, al llegar a

esta ciudad de Madrid, experimento una especial satisfacción, pues en Madrid me

encontraba también estudiando mi carrera de Medicina cuando en enero de 1927

resolvi, por beneficio de Dios, hacerme jesuita, e irme para ello a Loyola.

Venga a España para visitar a los jesuitas españoles, como antes lo hice por

varios otros países. Entre ellos me he sentido siempre "como en mi casa" y oreo

que esta expresión se hace todavía más exacta, y obvia en España.

Por ahora no quedo en Madrid. Volveré y esta capital hacia el final de mi

visita, porque aquí quiero reunirme con los responsables de las obras

interprovinciales y refiero comenzar primero conociendo a jesuitas en cada una

de las siete provincias de la Compañía en España. De ese modo tendré luego una

idea más exacta de las cosas en su conjunto.

A grandes trazos, mi itinerario ira tocando estos puntos; Alicante, Murcia,

Valencia. Barcelona, Zaragoza, Javier, Loyola. Bilbao. Burgos, Valladolid.

Santiago. Gijón. Sevilla, Granada y Madrid, con un corto desvío también a Las

Palmas. Todo en poco más de dos semanas, pues es mi plan de regresar de nuevo a

Roma el 19 de mayo.

Con la Iglesia y en la Iglesia, nuestra vocación y nuestro ideal de jesuitas

sigue siendo, en la medida de nuestro pequeño aporte ofrecer a los hombres de

hoy una noticia más viva de Dios, un conocimiento más claro del Evangelio una

conciencia más despierta de la fraternidad y de la solidaridad humana un sentido

más hondo de la ineludible responsabilidad en el orden personal, social,

nacional e internacional."—Cifra.

 

< Volver