Infamante toda práctica que viola física o moralmente la persona humana. 
 Exhortación de Monseñor Cirarda sobre detenciones practicadas en Santander     
 
 Pueblo.    30/11/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

"Infamante" toda práctica que viola física o moralmente la persona humana

Exhortación de monseñor Cirarda sobre detenciones practicadas en Santander

SANTANDER, 29 (Europa Press). — Durante estos últimos días numerosas detenciones

dé personas acusadas de propaganda ilegal; han sido verificadas en la provincia

por la Policía. Se calcula que después de interrogadas no menos de cuarenta, han

pasado a la jurisdicción militar junto con las correspondientes diligencias,

propaganda considerada ilegal y algún instrumento para su edición.

Al regreso de su estancia en la diócesis de Bilbao, de la que ha sido nombrado

administrador apostólico, monseñor Cirarda, obispo de la provincia, ha enviado a

la Prensa y radio locales una exhortación en razón a la. nueva situación en que

el prelado se halla, al tener que dividir entre ambas provincias sus funciones

eclesiásticas y a lo que ha llamado unos hechos dolorosos, refiriéndose a las

detenciones aludidas.

DOLOROSOS HECHOS

Dice el prelado en su exhortación: "Las dolorosos hechos están relacionados con

las detenciones que han venido sucediéndose en los últimos días en esta

provincia. Se iniciaron antes de mi marcha y ha continuado en mi ausencia, el

problema que toca a la autoridad civil. Y nada debería decir por mi parte

normalmente, pero entre los detenidos figura el presidente de la Comisión

Diocesana Mixta de la H. O. A. C., varios presidentes de centros locales y

algunos militantes. Cierto estoy de que tales detenciones no pueden obedecer a

ser hoacistas, sino a determinadas posibles acciones, comprometidas que la

autoridad civil considere delictivas. Pero dada la personalidad destacada de

dichos hoacistas y dado también que alguna información de Prensa llegó a sugerir

que algunos de ellos eran de filiación comunista, me siento en el deber de

manifestar:

LA H. O. A. C.

1. Que la H. O. A. C. es un movimiento especializado de la Acción

Católica Española, cuyo fin es la formación cristiana y militante de sus

miembros.

2. Que dicha formación abarca, como quiere el Concilio, la irradiación de

criterios cristianos sobre los problemas temporales de todo orden que

interesan en la vida de los trabajadores, aúneme el hacerlo pueda

considerarse ajeno a un quehacer apostólico.

3. Que la H. O. A. C., como todas las organizaciones de la Acción

Católica, no tiene parte en las decisiones libres que puedan tomar sus

miembros, entre las muchas posibles cristianamente, salvo los principios de la

doctrina social cristiana.

CALUMNIA

4. En toda alegación no probada de filiación comunista contra un cristiano y,

consiguientemente, contra un hoacista puede ser una calumnia vindicable.

No tengo detalles de los delitos que pueden alegarse contra dichos militantes. Y

no puedo formar juicios. Pero nobleza me obliga a manifestar que, conociendo

personalmente a muchos de ellos, y sabiendo de su calidad cristiana, me asista

mucho pensar que hayan llegado a cometer actos contrarios contra la doctrina

social cristiana.

Con este motivo se han espesado los rumores, especialmente en algunas zonas,

acerca de supuestas circunstancias innecesariamente angustiosas en el miedo de

algunas detenciones y sobre supuestos malos tratos. Hasta Bilbao me llegaron

llamadas y visitas hablando de este tema. Mis vicarios generales han recibido

también númerosas visitas de familiares, de sacerdotes y de militantes

preocupados. Así las cosas, creo deber manifestar lo siguiente: Toda propagación

de tales rumores no fundados debidamente puede ser grave calumnia contra la

autoridad, porque toda autoridad está obligada a conformar su conducta con las

normas de la recta razón y de la doctrina cristiana, que obligan a respetar

siempre la dignidad de todos los hombres, sean de una u otra ideología, estén

detenidos o libres. El Concilio llega a llamar "infamantes" todas las prácticas

que violan física o normalmente la integridad de la persona humana."

 

< Volver