Autor: Padre Waldo García Romero. 
   En torno a un escándalo por una homilía     
 
 Informaciones.    26/11/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EN TORNO A UN ESCÁNDALO POR UNA HOMILÍA

EL pasado día 23 publicábamos en nuestro periódico una información que, con el

titulo «¿Escándalo por una homilía en TVE.?», se refería a ciertas frases

pronunciadas por un sacerdote en la misa dominical transmitida por televisión

respecto al compromiso temporal de la iglesia y a su proyección en el

cumplimiento de los postulados de la justicia social. Añadía la nota que las

aseveraciones del predicador habían escandalizado a numerosos telespectadores.

Con el ruego de su publicación recibimos ahora una carta del autor de la

homilía, el padre Waldo García Remero, vicario general de los Misioneros del

Espíritu Santo, redactada en los siguientes términos.

«Señor director del diario INFORMACIONES.

Muy señor mío: Leyendo diario de su digna dirección de fecha 23 de los

corrientes, me he visto tristemente sorprendido por la noticia que inserta en la

página ocho titulada «¿Escándalo por una homilía en televisión?». Y me he visto

sorprendido al ver cómo se han deturpado mis palabras, pues el que suscribe es

el autor de dicha homilía.

Mis palabras textuales han sido las siguientes: «Para mucha gente el Reino de

Cristo es una realidad que pertenece a otro mundo. Pero esto no es lo que la

Revelación nos dice. Lo que nos revela la palabra de Dios es que el Padre ha

creado este universo —este y no otro— para que Cristo sea en él cabeza de todas

las cosas. para que todo sea sometido a su imperio. Y repetidamente he afirmado

que la identificación total de este mundo con el Reino de Dios solamente se dará

al final de los tiempos. Con lo cual se mantiene totalmente la esperanza

escatológica cristiana, pero en modo alguno se nos excluye de trabajar en este

mundo por la Paz. la justicía la Libertad y el Amor . Son estos Imperativos de

la misión evangélica de la Iglesia los que la obligan a inmiscuirse en los

negocios temporales, no para anunciar la autonomía del mundo, sino como

exigencia de su esperanza escatológica en la cual vive ya la Iglesia aquí y

ahora.

Lamento profundamente que Europa Press haya deturpado de tal modo mis palabras,

sin acertar a explicarme que es lo que persigue con tal deturpación.

Rogándole se digne aclarar la noticia referida. Le saluda su seguro servidor.

Padre Waldo García Romero.»

 

< Volver