¿Puede ser Falange Española de las J.O.N.S. una asociación política?     
 
   24/01/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

¿Puede Falange Española de las J. O. N. S. ser una asociación política?

MADRID, 24. (EUROPA PRESS.)—Don Diego Martínez Horrillo, presídente de los Círculos

Doctrinales José Antonio, ha remitido a título personal un escrito-consulta al secretario primero del

Consejo Nacional, en el que, tras afirmar que desea promocionar, junto con otros españoles, una

asociación política, pregunta si el Estatuto jurídico del derecho de asociación política permite a una de

éstas que pretende constituirse adoptar la denominación de Falange Española de las J, O. N. S.

El señor Márquez argumenta al comienzo del escrito que son muchos los falangistas que desde hace años

desean constituir Falange Española como asociación y que «el anuncio de un Estatuto que regulase el

derecho a asociarse políticamente abrió las esperanzas de muchos camaradas, que se sentían desalentados

y separados entre sí a causa de su división en grupos y asociaciones de diversa índole». «Pero estas

esperanzas pretenden ser defraudadas por quienes interpretan que el Estatuto Jurídico deja constituirse

como asociación a cualquier grupo político excepto a Falange Española, por un lado, y a la comunión

tradicionalista, por otro.»

Esta interpretación surge del segundo párrafo del artículo 11 del Estatuto, que establece que una

asociación no podrá usar para su identificación singular denominación que es patrimonio común del

Movímiento. El señor Márquez se apoya después en diversos textos legales, entre ellos la Ley Orgánica

del Estado y un decreto de abril de 1970 sobre titularidad patrimonial del Movimiento Nacional para

defender su tesis de que la denominación de Falange Española no es patrimonio del Movimiento, pues su

propio nombre desapareció legalmente.

 

< Volver