Autor: Pelayo, Antonio. 
   Las otras homilías     
 
 Vida Nueva.    22/11/1975.  Página: 9,11. Páginas: 2. Párrafos: 3. 

2. Las «otras» homilías

Sobre don Ángel Garralda, sacerdote conocido por sus posturas conservadoras y

colaborador ocasional de la revista "Iglesla-Mundo" publica "Asturias Semanal"

(15-XI-1975) la siguiente Información. La recogemos para que el lector no se

crea que todas las homilías son Iguales. También hay de las "otras".

"Don Ángel Garralda ha sido elegido recientemente arcipreste de Avilés-Centro,

en una votación en la que intervinieron los clérigos de la zona. Don Ángel,

considerado como uno de los sacerdotes integristas más combativos de la región,

tiene como demuestra su elección, partidarios suficientes entre los sacerdotes

de su demarcación como para mantener y apuntalar su prestigio. Lo que resulta

evidente es que sus simpatizantes no se reclutan precisamente entre los

sacerdotes jóvenes, cuyas ideas y comportamiento no pierde ocasión de atacar con

todas sus fuerzas. El último episodio de esta lucha, que ya viene de antiguo, se

inició el 21 de septiembre en la parroquia avilesina de San Nicolás de Barí, de

la que don Ángel es párroco. Con motivo de la apertura de curso del Catecismo el

P. Garralda leyó en las misas de 12,30 y 18,30 —las de mayor concurrencia de

fieles— una homilía en la que recomendó formalmente a los padres que no pusieran

a sus hijos bajo las enseñanzas de los sacerdotes jóvenes, pues se exponían a

que fueran contaminados espiritualmente por enseñanzas nocivas.

Avisados de las intenciones del P. Garralda algunos sacerdotes jóvenes grabaron

en un magnetofón la homilía y se llevaron la cinta a! Arzobispo. Don Gabino Díaz

Merchán no puede decirse que se mostrada entusiasmado con las palabras del P.

Garralde y convocó una reunión de sacerdotes avilesianos, entre los que se

encontraban los consiliarios de Acción Católica quienes, por dedicarse

preferentemente a la pastoral de los jóvenes, eran los más directamente aludidos

en la homilía. En la reunión se elaboró un escrito que venía a ser una réplica a

las palabras del párroco de San Nicolás de Bari y el Arzobispo se lo remitió a

don Ángel Garralda con la orden de que lo leyera un domingo en las misas de

12,30 y 18,30.

Don Ángel cumplió la orden, pero (a inmensa mayoría de los fieles no llegó a

enterarse del contenido de la contra homilia, porque se dio la excepcional

circunstancia de que los altavoces no funcionaron, según se dijo, a causa de una

avería. Según testimonios de fieles asiduos a la iglesia de San Nicolás, se

trataba de la primera vez en varios años que se producía una avería en los

altavoces del templo. Los sacerdotes jóvenes avilesinos se hacen cruces todavía

ante semejante casualidad."

 

< Volver