Autor: Iglesias Selgas, Carlos. 
   El centro-izquierda     
 
 Pueblo.    07/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

EL CENTRO IZQUIERDA

El presidente Adolfo Suárez ha manifestado que su formación política —la Unión

del Centro Democrático— va a adquirir una significación centro-izquierdo, lo

que, dados los escasos antecedentes que de formaciones de este tipo existen en

nuestro país, nos obliga a referirnos a tas experiencias más conocidos de esta

fórmula de Gobierno. Como es natural, tenemos conciencio de los particularidades

qu« concurren en el caso español y del carácter puramente indiciarlo de los

referencias comparadas.

• El centrísmo es una fórmula política que tiende a contemporizar impulsos

progresistas y conservadores en un programa de desarrollo ordenado del país,

evitan, do al mismo tiempo colusiones con la extrema derecha y la extrema

izquierda. Se trata, por una parte, de asumir la representación del «sentido

común», de la «mayoría silenciosa»; por otra, de buscar un término común, de

.acuerdo entre los grupos opuestos. Una auténtica política de «centro» es la

resultante de la política de izquierda y de la derecha, en un país en que, a Jo

largo de un periodo considerable de tiempo, ninguno de los dos grupos ha podido

implantar su programa

Puede el centrismo ser realizado con una coalición gubernamental de los partidos

del centro, de la derecha y de la izquierda moderada, o bien con un Gobierno

monocolor que persiga ´un programa de esta inspiración y que recoja, junto a sus

propios -votos, algunos de diputados de la derecha y de la izquierda moderada.

Este último ha sido el caso del segundo Gobierno del Presidente Adolfo Suárez.-

Un ejemplo del empleo de la voz «centro» para denominar una formación de

derechas, lo tenemos en el Zentrumspartei grupo político alemán que actuó

durante el II Reich, y la República de Weimar. Fue fundado en diciembre de 1870

y actuó hasta 1945, en que se transformó en la actual democracia cristiana C. D.

U. Estuvo formado preferentemente por católicos pertenecientes a diversas clases

sociales, predominantemente nobles y propietarios rurales, sustituidos después

por burgueses, intelectuales y sindicalistas cristianos. Sólo en materia

religiosa fue un bloque compacto, en especial durante la lucha contra Bismarck,

en la época del Kurtur-Kampff (1870-1887). Fue un veterano miembro del Centro

Prusiano, Franz Von Papen, • quien protagonizó la subida. de Hitler al poder,

que disolvió el partido poco después.

• La política del centrismo, en su significado actual, fue inaugurada en Italia

por De Gasperi. en 1947, con la exclusión de los componentes socialcomunistas de

los Gobiernos de unidad antifascistas constituidos en la inmediata posguerra.

Esta política ha caracterizado la administración de la cosa pública en Italia,

hasta que, en 1963, se produjo un cambio a Ja izquierda con la alianza entre

´demócrata-cristianos y socialistas.

El centro-izquierda es una fórmula de Gobierno adoptada ´ en Italia, que se

caracteriza por la alianza parlamnetaria y política de los partidos del centro y

de la izquierda, y, más concretamente, para designar la participación en el

Gobierno del Partido Socialista Italiano y listas; del Partido Soeial-Democracia

de Italia.

Sin embargo, fueron considerados también Gobiernos centro-izquierdas el Gobierno

Fanfahi, de 1958 (formado por demócratas-cristianos y social-demócratas) y los

Gobiernos monocOlores democristianos que prepararan el ingreso de los

socialistas se trataba de Gobiernos-puente, adoptados en espera de que una

clarificación de la situación política consintiera la formación de un centro-

izquierda orgánico (con la colaboración a nivel gubernamental de la democracia

cristiana, Partido Social-Demócrata Italiano y del Partido Republicano

Italiano).

Los gobiernos de centro-izquierda están normalmente caracterizados por un

programa de renovación política y social, con el propósito de incidir en la

estructura burocrática, económica y social, derivada del Estado liberal, para

hacer que correspondan más a las exigencias de las masas laborales. En si la

fórmula puede considerarse satisfactoria, por cuanto evita los peligros de los

extremos; pero, en ocasiones, la necesidad de contemporizar las exigencias de

ios liberales y de los sociatdemócratas ha llevado a largos períodos de

inmóvilísimo político y legislativo.

• Por otra causa, la experiencia italiana de gobiernos centro-

izquierda no puede ser considerada satisfactoria. En general, los sucesivos

gobiernos se han limitado, más bien, a administrar el capitalismo, pero sin

pasar, en sus soluciones sociales, ni aun siquiera a las formas

neocapitalistas, lo que dice poco de su capacidad innovadora en orden a la

reforma social.

La experiencia italiana de gobierno centro . izquierda puede Quizá

proporcionarnos elementos de referencia valiosos para alcanzar el significado de

la fórmula proclamada por Suárez. Aunque, hoy por hoy, los supuestos electorales

españoles son muy diversos de los italianos —donde el socialismo ha quedado

deshecho y existe un fuerte partido comunista—, es indudable que sólo la

experiencia italiana parece haber influido al menos de modo directo. Habrá que

esperar, sin embargo, a que se conozca el programa gubernamental para cobrar

conciencias de la profundidad de la renovación política que se propone.

• La adopcion por el presidente Adolfo Suárez de una línea centro - izquierda

puede considerarse un acierto. Después de "los últimos años del franquismo,

en los que prácticamente se paralizó el esfuerzo social del Régimen, España

se encontraba necesitada de una línea política innovadora, que incorporara a

nuestra legislación cuanto de positivo hay en la legislación

europea de los últimos años. Es por ello deseable que la línea centro-izquierda

no se reduzca a un nuevo nominalismo, que resultaría fatal por tantos

conceptos. La indudable sensibilidad politica del presidente tiene que encontrar

su exposición, en la política concreta. Ha llegado el momento dé la imaginación;

de la imaginación al Poder.

 

< Volver