Después del nombramiento del nuevo Gobierno. 
 Los partidos políticos, a la expectativa     
 
 Pueblo.    05/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Después del nombramiento del nuevo Gobierno

LOS PARTIDOS POLÍTICOS, A LA EXPECTATIVA

MADRID (PUEBLO). — Nada más conocerse la composición del nuevo Gobierno, PUEBLO

se puso en contacto con diferentes partidos y líderes políticos para conocer su

opinión al respecto. Un portavoz del P. S. O. E. declaró a PUEBLO que «nuestro

partido no hará ningún comentario a la formación del nuevo Gobierno hasta que no

haya una declaración programática sobre la política a seguir».

En la misma línea del partido mayorítario de la oposición se manifestó el

Partido Comunista, quien, a través de su oficina de Prensa, ha dicho que «no se

puede opinar a nivel de personas, sino de programa; nos reservamos nuestra

opinión hasta que los nuevos ministros no den un programa a llevar a cabo».

El profesor Tierno Galvan, presidente del P. S. P., ha sido mucho más explícito,

diciendo que: «a nuestro juicio, el Gobierno que acaba de formar el presidente

Suárez está fuertemente mediatizado por los lógicos compromisos que se derivan

de una estructura política heterogénea como es la U. C. D., olvidando en algunos

casos la necesaria coherencia que debe existir entre los ministros y su función.

No parece, en principio, que este Gobierno esté en condiciones de enfrentarse

con los graves problemas nacionales. La figura político-jurídica de enlace entre

Gobierno y las Cortes necesitaría una explicación, ya que no acaba de

entenderse. A mi juicio, el realismo político del presidente Suárez se ha visto

entorpecido por compromisos políticos. Temo que este Gobierno decepcione a

quienes le concedieron sus votos al Centro».

Manuel Fraga Iribarne, líder de Alianza Popular, fue poco .explícito en su

opinión sobre el nuevo Gobierno: -Todos los componentes del nuevo equipo me

parecen unos señores muy respetables. Pero nada puedo decir hasta que no hagan

público su programa.»

Amancio Cabrero, dirigente de la Organización Revolucionaria de Trabajadores,

declaró que «el nuevo Gobierno, salvo algunas excepciones, parece una

continuación del anterior, pero tendrá que tener en cuenta los cambios habidos

en el país, que han tenido un reflejo en las urnas. Creemos que, de inmediato,

el nuevo Gobierno debe decretar la amnistía total y la legalización para todos

los partidos, como pasos imprescindibles para el restablecimiento de las

libertades democráticas».

Por su parte. Bernardo Ravassa, del Partido Liberal, ha dicho que «el Gobierno

es claramente "ucedista". por tanto, conservador y lógicamente de derechas. Se

repiten nombres del anterior Gobierno, lo cual confirma nuestra impresión de que

las cosas no van a cambiar mucho. Esperemos que el Gobierno resuelva la

situación económica, que es lo más urgente».

El Comité Central del Partido del Trábalo hizo público el siguiente comunicado:

«Se trata de un Gobierno compuesto por altos financieros políticos, directamente

ligados al presidente Suárez, y altos ejecutivos de la Banca, que, en los

últimos tiempos, dicen haberse convertido a la social-democracia, lo cual no es

nada extraño. Se trata de un Gobierno del gran capital que, indudablemente, no

va a resolver de forma favorable los problemas de la clase obrera, los problemas

políticos y económicos que la clase trabajadora tiene planteados hoy. Lo más

significativo ha sido la inhibición de las fuerzas democráticas, con diputados

elegidos (socialistas, comunistas, nacionalistas 1. y cuya suma arroja un

contingente del total de diputados suficiente para que, en base a un programa de

soluciones políticas y económicas favorables a la mayoría de los ciudadanos,

hubiera podido abrir paso a un Gobierno de coalición. En definitiva, la derecha

triunfante en las elecciones tiene, en estos momentos, las manos libres para

actuar según sus planes, como demuestra la composición del Gobierno.»

 

< Volver