Lo más destacado de la reestructuración administrativa. 
 Por fin, Ministerio de Economía     
 
 ABC.    05/07/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. MARTES, 5 DE JULIO DE 1977. PAG. 3

LO MAS DESTACADO DE LA REESTRUCTURACIÓN ADMINISTRATIVA POR FIN, MINISTERIO DE

ECONOMÍA

LA reforma administrativa recién aprobada incluye la creación de un Ministerio

de Economía, cuyo titular, al propio tiempo, es vicepresidente del

Gobierno.

Desde hace tiempo venimos insistiendo en la necesidad de que sobre un

Departamento recayera directamente la responsabilidad de una cada vez más

urgente coordinación de la política económica, tanto más importante en la

coyuntura que venimos arrastrando en los últimos metes.

Ciertamente, los planteamientos no pueden ser en ningún caso los mismos de

épocas pasadas, pero también es verdad que la adecuación de los objetivos a las

presentes circunstancias —en una situación que podríamos calificar de

excepcional, o de emergencia— no debe constituir el fin único. Ministerios de

Economía, con rango y funciones importantes dentro de -los respectivos

organigramas administrativos, son eficaces en muchos países de la Europa

occidental. La decisión española es, pues, perfectamente homologable con la

orientación europea y tendrá a nivel continental una excelente acogida,

especialmente en el área de las relaciones económicas exteriores, en las que el

interlocutor válido podría ser único —no a nivel de técnicos o expertos—, y se

evitaría la dispersión de esfuerzos.

ANTES de conocer el alcance real de la reforma pensamos que al huevo

Departamento debería corresponder, concretamente en su primera etapa, el

estudio y la propuesta de medidas a corlo y medio plazo que permitan encauzar a

nuestra economía hacia zonas más templadas. El hecho de que el primer titular

del Ministerio da Economía sea una personalidad independiente, del indiscutido

prestigio del profesor Fuentes Quintana, es garantia de la seriedad y el rigor

de las actuaciones más inmediatas. Y a este respecto merece la pena recordar que

hace unos meses, en febrero concretamente, Fuentes Quintana hizo público un

exahustivo análisis de nuestra economía y apuntó las orientaciones que habrían

de tomarse para resolver en un plazo medio los problemas más agobiantes. Tal

estudio apareció en el número segundo de la revista «Coyuntura Económica», y con

las correcciones que imponga Fa erosión de la economía en los cuatro últimos

meses, puede ser hoy plenamente válido de cara al futuro próximo si goza —y

pensamos que sí— de un consenso generalizado. Las coincidencias en los grandes

temas con los programas expuestos por los grupos políticos con voz y eco es tan

grande que, con acuerdo en los detalles, podría ponerse en marcha con la máxima

premura.

PERO el Ministerio de Economía no tiene que agotarse en la visión del presente.

Una programación a más largo plazo, flexible, prudente; ha de formar parte de la

política económica española en los próximos años, entendiendo que´ esta

programación no puede identificarse con la planificación do la pasada década.

Seguir la evolución de la coyuntura, prevenir sus desviaciones, proceder a su

previa -corrección y proponer planes coherentes, constituyen tareas inexcusables

del Ministerio.

Finalmente, pensamos que la • prevalencia del vicepresidente, y ministro de

Economía se trasladará a un organismo Jurídico de relativa eficacia hasta ahora:

la Comisión delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

 

< Volver