Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
 Rueda de prensa conel nuevo ministro de la Presidencia. 
 "De alguna forma el Gobierno es de centro izquierda" (Otero Novas)  :   
 Gutiérrez Mellado solicita su pase a la reserva al tener conocimiento de su designación como vicepresidente primero, en beneficio de España y del Ejército. 
 ABC.    05/07/1977.  Página: 6-7. Páginas: 2. Párrafos: 46. 

ABC. MARTES, 5 DE JULIO DE 1977. PAG.5

RUEDA DE PRENSA CON EL NUEVO MINISTRO DE LA PRESIDENCIA

"DE ALGUNA FORMA EL GOBIERNO ES DE CENTRO IZQUIERDA" (OTERO NOVAS)

Gutiérrez Mellado solicita su pase a la reserva al tener conocí» miento de su

designación como vicepresidente primero, «en beneficio de España y del Ejército»

«El teniente general Gutierres Mellado, al tener conocimiento de su designación

como vicepresidente primero del Gobierno, a petición propia ha solicitado su

pase a la situación de reserva en beneficio de España y del Ejército», explicó

ayer tarde ante más de un centenar de periodistas nacionales y extranjeros don

Fernando Onega, director del Gabinete de Prensa de la Presidencia y portavoz del

Gobierno, con motivo de dar a conocer la composición del tercer Gobierno de la

Monarquía y segundo del presidente Suarez.

Junto con el señor Onega, y en su despacho del Palacio de la Moncloa, asistieron

a la reunión el nuevo ministro de la Presidencia, don José Manuel Otero Novas, y

el director del Gabinete Técnico del señor Suarez. don Alberto Aza.

NUEVO ESTELO.—El señor Aza puso de manifiesto aue éste ere un primar contacto

con los medios Informativos y que figura en sus proyectos el llegar a

regularizarlos e institucionalizarlos, de forma que la información tenga acceso,

con la rapidez necesaria y dentro de unas condiciones materiales de trabajo

adecuadas. Explicó también aue se está preparando en el Palacio de la Moncloa

una sala de Prensa.

Por su parte, don Fernando Onega dijo que esta sesión informativa es un nuevo

estilo de la Presidencia del Gobierno. Anunció asimismo que el presidente Suarez

iniciará una serle de ruedas de Prensa y contactos diversos con los medios

Informativos. Seguidamente ofreció la lista del nuevo Gobierno y dio lectura al

comunicado que explica la reestructuración ministerial.

NO TIENE QUE VER QUE LOS MINISTROS SEAN DIPUTADOS O SENADORES

A continuación, don José Manuel Ótelo Novas, nuevo ministro de la Presidencia,

contestó a las preguntas que se le plantearon.

—¿Qué ocurrirá con los funcionarios del Movimiento?

—Nada, ya que antes había una Comisión de transferencia y, por tanto, pasarán

por bloques a los destinos aue les corresponda según su función. Esta Comisión

estaba presidida por el ministro secretario del Gobierno, y estas funciones

pasan a depender del ministro de la Presidencia. Seguirán su curso hasta que se

acabe.

—¿Cuál será la función del ministro adjunto de Relaciones con las Cortes?

—Realmente, un ministro sin cartera no tiene competencias previamente

establecidas; por tanto, no tiene un marco administrativo concreto y sus

funciones serán las que se deleguen por orden del presidente. Por eso se llama,

además, ministro adjunto, y sus cometidos serán aquellos que el presidente

quiera realizar con las Cortes de una forma naturalmente no institucional.

Lógicamente, las Cortes tienen una autonomía y un presidente. Las relaciones con

tos grupos parlamentarios previsiblemente pueden estar canalizadas a tea-vés de

este ministro adjunto.

—El ministro adjunto de Relaciones con las Cortes, ¿tiene que ver con el

portavoz del grupo parlamentarlo de U. C. D. en la Cámara?

—No tiene necesariamente que ver.

—¿Cuál es la razón de que parte de los ministros no sean, a la vez. ni diputados

ni senadores?

—No parece que sea obligado que todos los ministros sean a su vez diputados o

senadores. El Gobierno ha de tener la confianza d« las Cortes.

EL GOBIERNO NO ESTARA SOMETIDO A LA APROBACIÓN DE LAS CORTES

—¿Calificaría usted esta remodelación de reforma administrativa?

—No, porque no es tal exactamente, y» que eso exigiría la reestructuración de

los órganos de la Administración del Estado r también, un nuevo enfoque del

procedimiento administrativo y de la función pública. Es tolo una

reestructuración de algunos altos órganos del Estado, que se prevé en dos fases.

Ahora se establecen los grandes bloques de la Administración y, posteriormente,

se reordenarán ios Ministerios interiormente

—¿El Gobierno será metido a la aprobación de las Cortes?

—El Gobierno, en las normas constitucionales actuales, no llene por qué

someterse » la aprobación de las Cortes.

—¿Dónde irán a parar los funcionarlos del Ministerio de Información y Turismo?

—Eso está clarísimo. Estos funcionarios y los de todos los Ministerios no tienen

absolutamente ningún problema. En el caso de que cambie algo será la dependencia

de un titular determinado. Todos pasan en grandes bloques y con la misma

estructura. Previsiblemente, incluso no cambiarán ni físicamente de despacho.

—¿Ha habido dificultades para elaborar esta reestructuración?

—Toda norma de esta envergadura tiene una complejidad y exige un trabajo, un

esfuerzo y un contraste de criterios.

—¿Cuándo «e reunirá el nuevo Gabinete?

—Pues fon no está convocada la reunión...

—¿Puede «r en «sta semana?

—Si puede ser.

—Seños Otero Novas, ¿podrís, decir

ABC. MARTES. 5 DE JULIO DE 1977. PAO. 7

EL NUEVO GOBIERNO

cuándo será la declaración programática del Gobierno?

—En primer lugar, no necesariamente tiene que haber una declaración programática

del Gobierno. Esto no quiere decir que no la haya. En segundo lugar, y en caso

afirmativo, tendrá lugar después de la primera reunión formal del Gobierno.

—¿Cómo calificaría la tendencia de este Gobierno?

—La tendencia politica la ha definido ya el presidente Suárez. De alguna forma

puede ser un Gabinete de centro-izquierda, pero, naturalmente, hay que entender

siempre estos términos y en un sentido relativo.

Siempre se puede impugnar la denominación según desde donde se mire.

—¿Por qué los Medios de Comunicación del Estado se engloban en un solo

Ministerio?

—Parecía más lógico que estuvieran en un solo bloque para no colapsar el

funcionamiento de la Administración. Piense que si ahora de golpe la

reestructuración se hiciera ya a todos los niveles y se desglosaran Direcciones

Generales y Servicios tendríamos, por lo menos,- tres meses de paralización.

(En este punto intervino don Fernando Onega para explicar que los Medios de

Comunicación del Estado y la R.T. E. están abocadas a tener > un control

democrático —y ésta es la voluntad del presidente Suárez—, lo que ocurre es que

hay que buscar esa fórmula. Las Cortes tienen que reunirse y entrar en

funcionamiento, mientras tanto no se puede dejar descolgado a los diversos

sistemas de comunicación oficial sin dejarlos en algún sitio. De momento parecía

lo más lógico dejarlos en el Ministerio de Cultura y Bienestar. Esto no Quiere

decir que sea una solución definitiva.)

NO SE DEVALUARA LA PESETA A CORTO PLAZO

—Señor Otero Novas,, el hecho de que el Gobierno prácticamente pertenezca al

mis-mo grupo político, ¿ha sido por decisión del presidente o porque las

formaciones políticas adscritas en U. C. D. no han querido participar?

—Esto habría que habérselo preguntado al presidente, pero me imagino que será

una decisión suya.

—¿Sabe si este Gobierno tendrá vacaciones estivales?

—Sería hermoso conocer la contestación y que ésta fuera positiva.

—¿Por qué los vicepresidentes del Gobierno no son al mismo tiempo ministros?

—No existe ninguna razón que exija esa dualidad. Conviene que existan unas

vicepresidencias que coordinen las distintas funciones de su campo.

—¿Cuál será la tarea del señor Abril "Martorell. vicepresidente tercero del

Gobierno?

—Su función es ser vicepresidente y, por tanto, sustituir al presidente en casos

en que no esté y que le corresponda, naturalmente, por el orden de la

vicepresidencia.

—¿Cuándo serán los próximos nombramientos de altos cargos?

—Naturalmente, habrá de ser a propuesta del ministro correspondiente, y mientras

no tomemos posesión no se llevará este asunto. De todas formas, no habrá cambio

de quinientos o seiscientos altos cargos. Puede que haya sustituciones, pero

cabe pensar que nadie tratará de cambiar por cambiar...

—Finalmente, señor Otero Novas, ¿se devaluará la peseta?

—No. Naturalmente que no se devaluará en un período corto.

El nuevo ministro de la Presidencia, que hasta ayer era subsecretario de

despacho del señor Suárez. se dirigió, una vez terminada la rueda de Prensa, a

un vehículo de una radio privada para, en su asiento posterior, contestar a las

preguntas del Informador.—J. M. FERNANDEZ-RUA.

 

< Volver