Religión y tiempo. 
 "L´Osservatore della Domenica" y España     
 
 La Vanguardia.    07/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

«L´Osservatore della Domenica» y España

Ciudad del Vaticano, 6. — «Nadie se ha suicidado. Sencillamente, se ha cerrado

un período y se abre otro nuevo, en el que, sin nostalgias y sin rencores, el

pueblo español ha depositado sus esperanzas».

Este es el juicio que da el semanario vaticano «L´Osservatore della Domenica» al

texto de la ley de reforma aprobada recientemente por las Cortes Españolas y

refrendada por el electorado, del que estima que «todos los europeos que se

interesan por la democracia deberían leer».

La razón de este interés, según el semanario Vaticano, es que permitiría

«rectificar algunos juicios que todavía tienen pleno crédito y que, con

objetivos no precisos, tienden a restar importancia al camino de la democracia

que España ha emprendido después de la muerte de Franco».

«España —agrega "L´Osservatore della Domenica"—, que con tanta dignidad ha

soportado la incomprensión de casi todos, da el primer ejemplo en la historia

política de Europa de como se puede transformar fundamentalmente un régimen sin

alterar el orden, sin renunciar a su pasado y sin destruir nada de lo que su

pueblo ha construido.»

Analiza el artículo algunos pasajes de la ley, especialmente el segundo,

subrayando que «esta precisa y decisiva indicación hacia la democracia viene a

cancelar los principios del franquismo, que había basado la representatividad en

el mundo, la familia y en el sindicato, organismos que, como es lógico, podían

ser condicionados por factores externos lo que, como es sabido, no puede ocurrir

con el sufragio directo».

Después de comentar el artículo quinto, referente a la posibilidad del rey de

someter directamente al pueblo una opción política de interés nacional mediante

referéndum y destacar que ha sido criticado por la oposición, el semanario

reconoce que la obra no está terminada, pero que las Cámaras que serán elegidas

mediante sufragio universal cumplirán el cometido de «completar el mecanismo

constitucional, que debe asegurar el desarrollo democrático de la sociedad

española». — Efe.

 

< Volver