Autor: Aranguren Egozkue, José Luis. 
 Zaragoza: Por la burocratización de la Gerencia del Episcopado. 
 Descontento entre los curas  :   
 Por otra parte, sigue en candelero el deseo de que el sustituto de monseñor Cantero sea aragonés. 
 Pueblo.    15/02/1977.  Página: 40. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ZARAGOZA: Por la burocratización de la Gerencia del Episcopado

DESCONTENTO ENTRE LOS CURAS

Por otra parte, sigue en candelera el deseo de que el sustituto de monseñor

Cantero sea aragonés

ZARAGOZA, 15. (PUEBLO, por J L. ARANGUREN EGOZKUE.)—Hay cierto descontento entre

sectores de la Iglesia zaragozana ante la demora que ha surgido en el cobro de

sus haberes, tras la creación de la Gerencia del Episcopado, organismo nuevo, a

través del cual perciben ahora los sacerdotes su salario, de acuerdo con las

nuevas disposiciones firmadas entre la Iglesia y el Estado. Como un dato bien

expresivo, cabe citar una parte del texto de un artículo publicado en «Hoja del

Lunes» por el canónigo y periodista Juan Antonio Gracia Dice así:

«Concretamente en Zaragoza, los curas han recibido su paga de febrero con nueve

días de retraso. La culpa no es de la Administración civil, sino de una Gerencia

del Episcopado que parece haber entrado ya en funciones para repartir de la

dotación de tas piezas eclesiásticas.

En otra parte del artículo señala el autor que «la independencia cívico-

religiosa es deseable, pero sin lesionar derechos de nadie Que se lo pregunten a

los profesores del seminario zaragozano Que, tras los "arregles" de la Gerencia.

van a percibir menos sueldo que el que percibían antes de la subida.

Sencillamente injusto v absurdo».

• ESTUDIO ESPECIAL. - Por otra parte, sigue en el candelero el deseo de

que el sustituto de monseñor Cantero al frente del Arzobispado de Zaragoza, sea

aragonés. El 23, según ha asegurado personalmente monseñor Cantero escribirá su

carta de renuncia al Papa, al cumplir los setenta y cinco años. Ese mismo día el

Ayuntamiento, en un acto solemne, le entregará el título de hijo adoptivo de la

ciudad. El propio Juan Antonio Gracia ha escrito que «¡o importante es que el

nuncio tenga en cuenta nuestra tierra. No sea que. a cosía de obispos vascos,

catalanes o valencianos, no sólo aumente el cupo de prelados de esas regiones

tan dotadas de "episcopales", sino que Aragón sea preterida también en lo

eclesial´.

A este propósito, un grupo .de sacerdotes preocupados por la realidad aragonesa

están elaborando un documento sobre vindicación de una Iglesia aragonesa. Como

adelanto, podemos decir que en la opinión de este grupo —que representa un

elevado sentir de la opinión general— no es tan importante el nombramiento de un

obispo aragonés para Zaragoza (si es aragonés, tanto mejor) como que llegue a

crearse en la región un espíritu eclesial más colectivo y más solidario del

existente hasta ahora. En este sentido, el documento intenta servir de reflexión

y se hará público en breve.

 

< Volver