Descienden los rumores  :   
 EL Presidente Arias, interesado en evitar que el tema del asociacionismo enfrente a las fuerzas políticas del régimen. 
 Informaciones.    11/11/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

DESCIENDEN LOS RUMORES

EL PRESIDENTE ARIAS, INTERESADO EN EVITAR QUE EL TEMA DEL ASOCIACIONISMO

ENFRENTE A LAS FUERZAS POLÍTICAS DEL RÉGIMEN

MADRID, 11. (INFORMACIONES.)—Las palabras del nuevo ministro de Información y Turismo

pronunciadas el viernes ante los periodistas han cerrado la primera parte de una serie de afirmaciones

tendentes a despejar las incógnitas surgidas tras el cese de don Pió Cabanillas y la dimisión del señor

Barrera de Irimo. Las frases de don León Herrera, en las que es preciso creer, insisten en la vigencia de

los postulados del Gobierno Arias y reafirman las manifestaciones hechas por diversas personalidades de

la Administración desde el día de la «minicrisis» en el sentido de que ésta no suponía ningún tipo de

ruptura con la linea política marcada el 12 de febrero por el presidente del Gobierno.

Sobre esta base, la semana se inicia con una notable ralentización en el capítulo de rumores, reyes indis-

cutibles del panorama político en los pasados siete días. Cabe señalar, sin embargo, que han comenzado

las especulaciones en torno al posible origen de aquellos rumores, que son tan variadas como los rumores

mismos.

Mientras tanto, la atención sigue centrada en el Estatuto de Asociación Política, cuyo estudio, según pa-

labras del ministro de Información y Turismo, no ha sido «frenado, ni detenido, ni siquiera desacelerado».

las diversas partes interesadas en el tema dispondrán de otros quince días para aportar nuevas sugerencias

al contenido de los dos documentos, que, al parecer, existen en torno al tema del asociacionismo, y para

intentar limar las diferencias existente entre ambos.

El comentarista político de la agencia Logos, F. I. de Pablo, en el habitual comentario que inserta «Ya» en

su edición de ayer, se ocupa ampliamente del tema. «El presidente del Gobierno está tratando, según

nuestras informaciones —dice el citado comentarista—, de evitar que el tema enfrente a las fuerzas

políticas del Régimen. En esa línea se cree que pudiera celebrar estos días conversaciones con algunos de

los hombres que tienen más audiencia entre aquéllas, al objeto de recabar su colaboración. El viernes, por

ejemplo, el presidente se reunió a comer con los señores Rodríguez de Valcárcel, Girón, Pinilla y Valero

Bermejo. Almuerzo que estaba previsto antes de la crisis, pero que fue aplazado para evitar las torcidas

interpretaciones que, no obstante, fueron hechas por algunos que, erróneamente, dieron por celebrada

dicha comida la semana pasada.»

Lo previsible en torno a los trabajos de estudio del definitivo Estatuto de la Asociación Política es que

esta semana se reúna la Comisión mixta Gobierno-Consejo Nacional, después de que los ocho miembros

del equipo gubernamental que forman parte de dicha Comisión —los tres vicepresidentes, más los

ministros de la Presidencia, Relaciones Sindicales, Información y Turismo Educación y Ciencia y

Planificación del Desarrollo— celebraran el pasado viernes, una vez finalizado el Consejo de ministros,

una sesión de trabajo sobre el tema.

Es preciso recordar, por último, que las dificultades en torno al tema asociativo parecen estar centradas en

un punto muy concreto: sí las asociaciones van a estar controladas de forma total por el Consejo Nacional

o por el Gobierno. La tesis del Consejo insiste en que el movimiento asociativo debe inscribirse en el

marco administrativo del Consejo Nacional, el propósito del Gobierno se dirige a que sea éste quien

pueda autorizar o denegar las asociaciones, que se moverían en el más amplio marco del simple respeto a

nuestras Leyes Fundamentales. Uno de los puntos en los que, al parecer, sí están de acuerdo ambas

tendencias, es en el de considerar las posibilidades electorales de las asociaciones

 

< Volver