Autor: Medina Cruz, Ismael. 
   La Iglesia de Alberto Iniesta, obispo     
 
 El Alcázar.    28/02/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

LA IGLESIA DE ALBERTO INIESTA, OBISPO

Entre un mar de tetas, de culos y de ombligos al descubierto, emerge este

título contradictorio:

"La impura política y la fe pura". Entre una orgía de nalgas, pubis y pezones,

asoma la cabeza del autor del artículo. Se trata de un maduro atractivo, con

largas y espesas patillas a ¡a moda y discreta melenita, a quien las gafas de

montura metálica le añaden majeza. Ahí está, en "Gente" entre tanta carne

impresa, don "Alberto Iniesta, obispo (Sic) vocero de la "NIE".

¿Que no saben lo que es la "NIE"? jVaya por Dios! "NIE" son las siglas de la

"Nueva Iglesia Española", recientísimo partido confesional, uno de cuyos

objetivos fundamentales aparece expresado con nitidez en este ruego de don

"Alberto Iniesta, obispo "(sic), al señor Arespacochaga, alcalde de Madrid":

¿Nos permitirá por una vez a los obispos, curas,- monjas y demás cristianos, que

alguna madrugada subrepticia salgamos por entre las sombras de los barrios

periféricos o entre las luces solitarias del centro, haciendo pintadas de la

"NIE", con los slogams que acago de recoger? ¿Nos daría el señor Rosón permiso

para sacarlos en unas pancartas con manifestación?".

Los slogams de don "Alberto Iniesta, obispo "(sic) se contienen en estas

condiciones que dogmáticamente exige contemplar a los cristianos antes de

afiliarse a un partido político:

Los cristianos deberán excluir todo apoyo a aquellos partidos o programas que

sea incompatibles con la fe, como por ejemplo:

1) Los que pretenden construir un modelo de sociedad determinada en la

que se suprimen los derechos fundamentales y las libertades del hombre.

2) O en la que el lucro sea el motor esencial del progreso económico, la

concurrencia la ley suprema de la economía y la propiedad privada de los medios

de producción, un derecho absoluto.

3) Igualmente no deberán colaborar con los que empleen la violencia, el odio y

la mentira para conseguir sus fines".

A esto le llama don Alberto Iniesta, ¿obispo o líder? "la fe cristiana como

fermento político", después de haber endilgado una retahila de lugares comunes y

tópicos acusatorios contra la "VIC" (Vieja Iglesia Creyente). Del escrito no se

sabe que admirar más, si la acongojante falta de caridad que exhibe, la

tosquedad de los argumentos o el estilo panfletario

Don Alberto Iniesta "obispo" (sic), es muy dueño de sacar a obispos, curas,

monjas y demás a hacer pintadas entre las luces solitarias del centro. Por mí,

como si quieren terminar bailando en Pasapoga o presentándose a las próximas

elecciones en las candidaturas del PCE, junto a los asesinos de sus

predecesores. ¿No acabamos de leer que un cura gallego alza el puño al tiempo de

la Consagración y que más de una cuarentena, tienen carnet del Partido, sin que

la Jeraquía se conmueva?.

Decía Santa Teresa, con donaire que también Dios está en los pucheros. Don

"Alberto Iniesta, obispo" (sic), ha ido más lejos. Un Dios temporalista que pone

condiciones políticas a los cristianos y fielatos programáticos a la salvación,

estalla en las páginas de "Gentes", entre una barroca marea de tetas, culos,

caderas, ombligos, pubis, nalgas, contorsiones y pornografía, ¿Acaso

sera ese el escenario piadoso de los obispos, curas, monjas y demás que don

Alberto Iniesta quiere sacar a hacer pintadas en "alguna madrugada subrepticia?.

 

< Volver