Autor: Pla, Juan. 
   La feria del día     
 
 El Imparcial.    22/05/1980.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

la feria del día

Quien dijo desencanto? El Parlamento funcionó. Ayer los españoles vivimos la

intervención de Felipe González con la satisfacción que supone ver acorralado al

poder. La alternativa socialista no tenía otra salida. Felipe no estuvo ni por

encima ni por debajo de sus posibilidades. El reto socialista tiene el contenido

de un partido que cuenta con elementos de base. La clase obrera, desilusionada

por el conservadurismo de los últimos tiempos, debía presenciar —con esperanza

la actuación de su «animal político» de forma convincente y contundente. Felipe

no fue una alternativa de poder. Felipe destapó el tarro de las esencias

políticas. Surgió el político parlamentarista imprescindible, para que el «banco

azul, repleto de estilográficas, no pestañeara ni un segundo. Las notas de

cuartilla de otras ocasiones se tornaron folios necesarios para cazar posibles

demagogias. Pero no importa demasiado el relleno que Felipe González le diera al

«voto de censura».

No imparta cómo construyó su intervención. Las fuerzas políticas y su deber con

la democracia le obligaron, incluso con compostura suarística, a plantear la

estrategia de tentar las fuerzas y cohesión del partido en el poder.

Ahora veremos si UCD es un partido de familias unidas por la firmeza

presidencialista o, por contra, las últimas divergencias surgidas de la

remodelación pueden crear el cisma del espectro más amplio de nuestra sociedad.

El momento es propicio para la reflexión. La seguridad que siempre se respira en

las moquetas de la Moncloa no sintonizaba con aquella vieja teoría de Suárez del

equilibrio de las fuerzas contrapuestas. De ese equilibrio surgió la UCD. Entre

dos fuegos sagrados, el de Blas Piñar y Santiago Carrillo, nació la España

democrática. Ahora queda por ver si España será socialista, antes de lo

previsto.

Y yo, querido lector, no he militado nunca en ningún partido.

JUAN PLA

 

< Volver