Autor: Olano, Antonio D.. 
   Entre bastidores     
 
 El Imparcial.    22/05/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 33. 

EL IMPARCIAL

Madrid, 22 de mayo de 1980

Entre bastidores

• Los actores no tenían prisa por entrar en escena. El ruidoso «avisador» había

dado «la tercera». Pero sus señorías continuaban llenando el «ambigú» y las

salas, sin excluir los pasillos iba a comenzar el acto segundo de esta

«función».

• El señora vicepresidente, María Victoria Fernández España, quiere hacer

su «pacto» político. Vaya, que se reúne con todos en enco-miable actitud

liberal. Verbigracia, con su paisano Iglesias Corral, baranda «ucedé»

de Galicia. Solemne me dice:

«No me rindo jamás por las sombras de pesimismo. Suárez no está acabado. Es como

los egregogas, un hombre que resulta de una conjunción de valores. No se puede

tener una impresión efímera ni de la historia ni de los hombres. La historia es

política del pasado y la política, historia del presente.UCD está en el clima

político y el clima no desaparece jamás.»

----Le escucho. Le digo:

«Primavera, verano, otoño, invierno... y ucedé». «Sí», asiente. Añade: «A la

gente le corresponde decir "tongo" y otras cosas. Pero la realidad de este

debate está delante de los ojos de todos.»

• Marcelino Camacho está radiante: «Nuestra intervención en este "mach" no

es tongo. Suárez, por ver primera, sale al "ring" a defender la política

laboral. Abril Martorell había prometido rail puestos de trabajo diarios para

amortizar el paro. Pasó el tiempo y, efectivamente, hay esos mil puestos

diarios, pero de desempleo. Se quiere cargar la responsabilidad de la

crisis sobre los trabajadores. El millón y medio de parados es algo

extremadamente grave. La solución no la tiene ningún partido haciendo juegos de

mano. La solución está en la solidaridad. Y quieren enfrentarnos a unas

centrales con otras. El ideal sería el cambio de Gobierno y de política. Ayer

Suárez quedó muy mal parado. Quiso consolidar el bipartidismo, El PSOE ha

sufrido una gran erosión porque no ha sido consecuente con su papel de

oposición. Fernández Ordóñez puede ser el que salte del "banquillo".

Ofrece crédito a la oposición de izquierda.»

• Juan José Rosón entra en el juego optimista. «Suárez ha hecho en su

discurso dos ofertas importantes. Estamos jugando un "partido" muy

importante, pero nadie crea que es la final.»

• ´Rojas Marcos fue, para -el pueblo soberano, para los que le vieron en la

«tele», el triunfador de la primera parte del debate. Me dice que estuvo

encerrado trabajando y que ignoraba esa reacción:

«Lo que ha dicho el pre-sidente Suárez es increíble... Saben que nuestro grupo,

PSA, es la única voz soberana del pueblo andaluz... No, nada de pacto con

"ucedé". Les apoyamos en la investidura porque gracias a ellos pudo existir

nuestro partido. Y, en circunstancias iguales, les´ volveríamos a apoyar porque

hicieron un gran favor al pueblo andaluz.»

(Después de la propuesta del «voto de censura», Rojas Marcos me explica que

«tendremos que pensar lo que votamos. Nos reuniremos»... Y, cuando se le elogia

el españolismo demostrado en su intervención, .dice: «Blas Infante habla en su

himno andaluz de una Andalucía libre... por España y por la humanidad.»

Ricardo de la Cierva, satisfecho: «El debate se está de sarro fiando a más

altura que 1a media. La actuación del presídeme, impresionante. Atengámonos a

las ovaciones que le tributaron. Habló como se tiene que hablar. Fraga lo hizo

para la galería...» Es éste el único mimstro/perio-dista del Gobierno. Como él

escribió recientemente, tres colaboradores actuales de Suárez le criticaron

duramente: «Sí, fuimos Meliá, Rafael Arias-Salgado y yo. Cuando me equivo,

rectifico, ¡A lo mejor los demás no se equivocan nunca!»

• Llega el «arbitro»: Landelino Lavilla, «Partido correcto. No he tenido

que enseñar "tarjetas". Aspiro a ser un buen arbitro, que siempre es aquel al

que no se le nota en el campo . Hasta ahora van las cosas bien.»Ignacio Camuñas,

muy «apático» él, habla de «un partido de centrocam-pismos. Aún nadie pisa con

peligro el área contraria. Claro que esta Liga es de cuatro años de duración.

Quizá se abandonó un poco en aras del tema de las autonomías, el tema

internacional, que es muy importante. Porque, sí, estamos jugando la Copa de

Europa».

• A Pío Cabanillas le hablan de «los barones, de UCD». Replica: «No me

interesan los barones con b, sino con uve...»

• Jaime Blanco: «Nuestra moción de censura es lógica. Ha pasado un año desde

la investidura y no se ha cumplido nada del programa expuesto. Hay una gran

desesperanza. Se necesitarían más debates de este tipo.»

• Eugenio Suárez, el Suárez periodista y extra-parlamentario, clama: «Aquí

más que un Pavia se hace necesario un caballo de Pavía.» Pérez Espejo le

recuerda al caballo de Calí-gula. ¡A lo mejor los equinos lo hacen mejor!.

• Pablo Castellanos no da importancia a una moción que él firma y que ha

conmovido a la Cámara Baja. «Yo sólo quiero ser candidato a la Presidencia de la

República. Lo demás son menudencias.»

• «Far play». O «savoire fair», que dicen ingleses y franceses,

respectivamente. «Chapeau» a Adolfo Suárez, que nos dice:

«Esperaba el voto de censura. Lo que me ha sorprendido es que se pidiera tan

tarde. UCD está preparada para esto y para todo. Nos sometemos a la voluntad de

la Cámara, pero creo que esta alternativa propuesta no saldrá elegida. Desde

luego, no habrá ruptura en UCD. Este no es un momento duro, es un momento

difícil por los problemas que sufre nuestro país actualmente. El voto de censura

es un instrumento constitucional y yo lo apruebo. Es normal.!»

• Múgíca opina que «la moción de censura trata de sacudir moralmente a esta

nación porque el Gobierno no ha gobernado.

No le ha sorprendido este voto a Rafael Calvo. Considera «el debate muy

interesante y está contribuyendo a la clarificación».

• Santiago Carrillo sonríe siempre. Nos dice: «Se me está secando la lengua de

decir siempre lo mismo... El voto de censura lo apoyamos. Pero, ¿por qué

lo tuvieron tan callado los socialistas? Yo hubiera sugerido otro Gobierno,

de carácter más amplio, que podría formarse si la votación prosperase.»

• Carlos Sentís cree que «el voto de censura sólo contribuirá a reafirmar a

este Gobierno. Sancho Rof, tajante: «La Cámara no es tan incompetente como

para votar a Felipe para presidente.»

• Modesto Fraile consi-. dera que «el voto es suficiente para suspenderlos

debates, que sobran hasta que se plantee esta cuestión. «El voto de censura no

es procedente», sentencia Jiménez Blanco.

• Fraga Iribarne está en triunfador. Ha gustado su intervención: «Es

interesante que por vez primera se plantee un voto de censura. Nosotros, antes

de decidir, tendremos que reunimos.» «Probablemente nos reunamos hoy para

determinar nuestra postura.»

• Roca Junyent me dice que «lo pensaremos, ¿Enqué nos ayudaron los socialistas

a nosotros? Tendremos que meditar nuestra postura».

• Abril Martorell logró el consenso de cachondeo con su desafortunada

intervención. Fue el «actor cómico» del hemiciclo. Todos se reían. Incluidos

Suárez y Gutiérrez Mellado, que no podían reprimir la hilaridad. Abril hablaba,

constantemente, de Norte-Sur, sin enterarse del verdadero significado del

NorteSur socialista. Carcajadas.

• Felipe González estuvo impecable en su discurso. ¿Y esa sorpresa de] voto de

censura? «Hombre, verás... No la improvisamos. Lo habíamos decidido ya, pero

teníamos que esperar, para ser justos, a escuchar el discurso del presidente.

Este es un procedimiento verdaderamente democrático.»

• Y Tierno Galván, doctoral: «Era hora de que se llamase seriamente la

atención al Gobierno utilizando el voto de censura, observado en la

Constitución.»

• «Lo de Abril una pantomima», grita Alfonso Guerra. Blas Piñar quedó

asombrado: «Me sorprendió ese voto de censura... Quizá vote a favor, aunque,

lógicamente, no me convence la solución del PSOE.»

• Nicolás Redondo afirma: «La declaración del Gobierno no ha sido

convincente. El. paro ha aumentado. Hay falta de confianza. Es

importante este debate y el voto de censura para que la opción de la izquierda

llegue a la opinión pública.»

• Abril Martorell habla, habla sin parar. Dice otra «genialidad: «Vivir en

libertad es la única manera de vivir.»

• Peces-Barba asegura que «el voto de censura, ya pensado, no lo quisimos hacer

público hasta escuchar a Suárez».

• Alfonso Osorio: «Este partido va a ser de campeonato. La intervención

de Abril es lo más incoherente que he escuchado en m vida.!La letanía Norte-

Sur.» Victoria Fernández Armesto ratifica:

«No puedo opinar. No le he entendido nada de lo que quiso decir.»

Remata Rojas Marcos «¿Ves cómo van a bipartídismo?» El día mollar le reservaron

a la intervención de Felipe. Los demás tuvimos que competir el Segunda Cadena

con «Fortunata y Jacinta».

Bueno, pues que sigamos a la búsqueda de la brújula perdida.

ANTONIO D. OLANO (Fotos: GIMÉNEZ

 

< Volver