Calvo Ortega, secretario de UCD. 
 Las abstenciones significarán un rechazo al programa del PSOE     
 
 Diario 16.    28/05/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Calvo Ortega, secretario de UCD

Las abstenciones significarán un rechazo al programa del PSOE

Madrid — Rafael Calvo Ortega, secretario general de UCD, manifestó ayer tras la

reunión del grupo centrista para perfilar su actuación en el debate de hoy, que

las abstenciones a la moción de censura significarán «un rechazo al programa del

PSOE y no un rechazo al Gobierno. Lo que se votará es una candidatura y un

programa».

«Lo que se debate en el Congreso —añadió— es el programa que , expondrá Felipe

González y no si el Gobierno cuenta con más o menos apoyos que cuando Adolfo

Suárez fue investido como presidente.»

Preparados para todo

El secretario general de UCD dijo que su partido está preparado «para toda clase

de sorpresas, que siempre se pueden producir». Añadió que entre las

posibilidades que el grupo había barajado antes de celebrarse el deba-te de la

semana pasada, estaba prevista la de la moción de censura.

Respecto a los contactos que su grupo había mantenido con loa restantes de la

Cámara, Calvo Ortega señaló que «él, personalmente, se había entrevistado con

algún miembro de Coalición Democrática y "con varios miembros del grupo mixto,

no para buscar votos, puesto que quienes los tienen que buscar son los

socialistas, sino para intercambiar impresiones».

Moción constructiva

Agregó que la moción de censura, tal como está configurada en el artículo 114 de

la Constitución, es constructiva, pues tras la parte crítica y negativa se debe

presentar un candidato y un programa y tras la presentación de éstos una

votación, Y en esta votación, que tiene un valor de síntesis, es donde se

ventila todo.

Respecto a la estrategia que seguirá UCD durante el debate, manifestó que «no

podemos saber ahora lo que vamos a decir. Para nosotros la novedad está mañana

en que por primera vez estaremos a la espera».

Insistió en que la intervención centrista la marcará la marcha del debate, causa

por la que UCD no puede llevar una estrategia rígida y prefijada.

El secretario general de UCD prosiguió señalando que por ello le parecía lógico

que los demás grupos parlamentarios no lleven su voto decidido hasta que no se

haya escuchado al candidato.

Preguntado sobre si la moción de censura suponía el fin del consenso, Calvo

Ortega declaró que éste había terminado hacía mucho tiempo y que sólo se puede

hablar de acuerdos parlamentarios, porque cada sesión es distinta.

UCD cumplirá su programa

Indicó que la moción de censura será enriquecedora para UCD. «Nosotros -dijo—

tenemos un programa para cuatro años, lo que dura la legislatura, programa que

presentó en la investidura Suárez y esperamos cumplirlo al término de la misma.»

«El primer año de la legislatura —agregó— suele ser siempre impopular, y

nosotros nos hemos tenido que enfrentar a problemas como el hecho de gobernar

con unos presupuestos prorrogados, lo que ha perjudicado claramente a la

inversión pública, que es una de las variantes que mejor puede utilizar

formalmente el ejecutivo, y esto ha perjudicado gravemente la marcha de la

Administación. Pero los próximos años van a ser mejores y UCD cumplirá su

programa de investidura.»

Concluyó valorando positivamente el eco popular que ha producido el debate en la

opinión pública e insistió en que el planteamiento para el debate de hoy es la

presentación de un candidato y su programa y la votación del mismo.

 

< Volver