Solicitada por el Ministerio de sanidad en 1977. 
 Rosón: Hubo investigación oficial a parlamentarios     
 
 Diario 16.    28/05/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Diario 16/28-mayo-80

NACIONAL

Solicitada por el Ministerio de Sanidad en 1977

Rosón: «Hubo investigación policial a parlamentarios»

El ministro del Interior, Juan José Rosón, reconoció oficialmente que se había

investigado la vida de diversos parlamentarios en 1977, a instancias del

Ministerio de Sanidad, según publicó anteayer DIARIO 16.

Del resto de los «papeles secretos de la Comisaría General de Información»,

aparecidos ayer en este periódico, el ministro señaló que coinciden en el papel

membretado, pero no en los tipos de mecanografía y otros detalles que hacen

suponer que los documentos pudieron ser trucados por algún funcionario.

Madrid — El Ministerio del Interior reconoció ayer oficialmente que el primero

de los informes publicados por DIARIO 16 sobre investigaciones policiales a

parlamentarios es auténtico y así consta en los archivos, mientras que de los

otros dos sólo el papel membretado corresponde a la Dirección de la Seguridad

del Estado.

El ministro Juan José Rosón, que convocó ayer a los medios informativos para

«deshacer equívocos a que han dado lugar algunas informaciones aparecidas en los

últimos días en la prensa y más concretamente en un diario, reconoció

tajantemente que «no cabe duda que en la falsificación de alguno de los

documentos hay implicado algún funcionario».

Sanidad estaba detrás

El ministro, que compareció ante los periodistas acompañado del director de la

Seguridad Estado, Luis Alberto Solazar Simpson, señaló que, conforme al

resultado de una investigación ordenada por él al subsecretario del

Departamento, Julio Camuñas, está comprobado que en 1977 el subsecretario del

Ministerio de Sanidad y Seguridad Social se dirigió al entonces director general

de Seguridad solicitando datos biográficos y políticos sobre determinados

parlamentarios de todos los partidos.

Según Rosón, son notas informativas que no revisten carácter especial, con

detalles parsonales y familiares de los afectados, y lo justificó como un

posible, deseo del Ministerio de Sanidad, cuyo titular a la sazón era Enrique

Sánchez de León, de poseer datos sobre los parlamentarios profesionalmente

vinculados al mundo estrictamente sanitario, debido a la creciente reacción de

dicho Ministerio.

En otro momento de su intervención, Juan José Rosón indicó que tales informes

fueron solicitados por la Secretaría de Estado de la Salud Pública, según consta

en el escrito dirigido a la Dirección General de Seguridad y que firmaba el

titular, Victorino Angueras Ansó.

Sánchez de León, hacia quien se orientó la inspiración de tales investigaciones

en los informes aparecidos en DIARIO 16, negó rotundamente a este periódico que

él y su Ministerio hubieran tenido nada que ver en el asunto y le parecía

imposible que de un Departamento ministerial pudiera emitirse una orden

parecida.

El ministro del Interior, como ya la había hecho su predecesor, Martín Villa,

negó que tales investigaciones se hubieran realizado mediante intervención

postal y telefónica, ya que por aquellas fechas era preceptiva la autorización

judicial para esos casos.

«Hay algún funcionario implicado»

Respecto a los últimos «papeles» publicados ayer por DIARIO 16 correspondientes

a investigaciones de 1979 y 1980, Rosón aseguró que tales informes no constan ni

aparecen registrados en la Dirección de la Seguriad del Estado.

Sin embargo, admitió que el papel membretado sí es idéntico a los utilizados por

esa Dirección, aunque la investigación abierta por la Subsecretaría no ha

encontrado una máquina de escribir cuyos tipos coincidan con los registrados en

el «dossier» obtenido por DIARIO 16.

El ministro del Interior concluyó que llegará hasta el final de la encuesta

iniciada y que o bien se descubre que no hubo tales investigaciones a

parlamentarios y magistrados o que, por el contrario, se confirme que tal

vigilancia ha existido, en cuyo caso, dijo Rosón, se pondrá el asunto en manos

del fiscal del Estado, que es quien en estos momentos lleva el tema por la vía

judicial.

«Desde luego —recalcó el ministro—, de lo que no cabe duda es que en este asunto

hay implicado algún funcionario.»

«Es absurdo que esta investigación esté hecha por policías»

El ministro anunció que enviará a las personas afectadas los informes policiales

que les atañen, y restó importancia al contenido de los mismos, para concluir

que «es absurdo que esta investigación la hayan hecho policías».

Cualquier entidad privada de detectives haría una investigación mucho mejor,

señaló el ministro, asegurando que los datos reportados se podrían haber

conseguido más fácilmente a través de cualquier Secretaría de las Cortes o de

los grupos parlamentarios.

El ministro del Interior dejó entrever que con su acceso al Departamento la

«casa» iba a adquirir aires nuevos, no tolerando ninguna actuación

antidemocrática y contraria a la Constitución y" manteniendo una

intercomunicación tanto del Ministerio como de la propia Policía con la opinión

pública.

Con respecto a las supuestas irregularidades registradas en los recientes

exámenes de la Escuela General de Policía, Rosón indicó que de la investigación

abierta no se deducían anomalías, aunque prometió insistir en el conocimiento

exhaustivo de los hechos.

 

< Volver