Abucheos y gritos de los socialistas en el Pleno del Congreso. 
 El Ministro de Educación calificó de franquista la actitud del PSOE     
 
 Diario 16.    28/05/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Diario 16/28-mayo-80

NACIONAL

Abucheos y gritos de los socialistas en el Pleno del Senado

El ministro de Educación edificó de franquista la actitud de PSOE

El ministro de Educación, José Manuel Otero Novas, fue muy abucheado por la

oposición en el Pleno del Senado de ayer, al acusar al PSOE de «arcaico,

corporativista y franquista». La monumental bronca surgió durante el debate del

proyecto de Estatuto de Centros Docentes.

Madrid — El ministro de Educación, José Manuel Otero Novas, provocó ayer en el

Pleno del Senado las iras de la oposición al acusar al Grupo Parlamentario

Socialista de «arcaico,corporativista y franquista».

La intervención del ministro fue réplica a la del senador socialista Femando

Moran que defendió una enmienda a la totalidad del proyecto de Estatuto de

Centros Docentes.

Otero Novas recriminó al PSOE el haber querido negociar con la Iglesia católica

el proyecto de ley cuando se debatía en el Congreso.

Las protestas de la oposición fueron de las más álgidas registradas en el

Parlamento durante los últimos añas. Desde los ascaños socialistas se

pronunciaron gritos Y surgió un abucheo general. El pataleo también fue muy

sonoro. Los senadores empezaron a gritar «fuera», «franquista lo será usted»,

que retira sus palabras», «vaya ministro», «es una pena escuchar esto»,

«provocador».

Griterío en aumento

El presidente en funciones de la Cámara, el centrista Juan Antonio Guerra

Zunzunegui, intentó por todos los medios restablecer el orden en la sala.

Utilizó repetidamente la campanilla y pidió por favor silencio por lo menos una

decena de veces. El griterío fue en aumento hasta que de nuevo prosiguió su

discurso el ministro.

Otero Novas se reafirmó en calificar la actitud de los socialistas como

«arcaica, corporativista y franquista».

Entre los aplausos de los senadores centristas tomó la palabra el portavoz

socialista Juan José Laborda para que constaran en acta las palabras gravemente

ofensivas pronunciadas por el ministro, y por su irresponsabilidad ya que ha

acusado de franquistas a compañeros que sufrieron condenas de muerte durante el

franquismo».

En ese momento el presidente del Senado interrumpió la intervención del

socialista y levantó la sesión temporalmente, entre gran nerviosismo general.

Algunos senadores le recordaron que no había sido votada la enmienda.

Cerca de la media noche se realizó la votación de la enmienda que fue rechazada

por 98 votos contra 64.

Las enmiendas imposibles

El Pleno del Senado continuará debatiendo el próximo martes las 75 enmiendas

presentadas al Estatuto de Centros Docentes que presumiblemente será aprobado

sin ninguna modificación respecto al texto del Congreso, ya que el grupo

parlamentario de UCD — con mayoría absoluta en la Cámara Alta—no ha presentado

ninguna enmienda ni ha dejado prosperar en los trabajos de ponencia y comisión

las presentadas por grupos de la oposición.

Antes de entrar en este debate, el pleno aprobó tres proyectos de ley remitidos

por el Congreso y tramitados por el procedimiento de urgencia: el de Inspección

y Recaudación de la Seguridad Social; el de Medidas Urgentes de Apoyo a la

Vivienda —ambos volverán al Pleno del Congreso, ya que sufrieron

modificaciones— y el de suspensión hasta agosto de 1982 de la ley por la que se

reconocían a efecto de trienios los servicios prestados por funcionarios

públicos en régimen de interinidad o como contratados. Este último proyecto de

ley ha quedado definitivamente aprobado, y no habré de volver al Congreso.

Calificó de «imputación calumniosa y falsa» la afirmación del portavoz

socialista de que UCD está rendida a ocultos intereses en el tema de la

enseñanza. Los únicos pactos con la Iglesia católica que conozco —dijo el

ministro— son los que ha intentando el PSOE y hablo con conocimiento de causa.

 

< Volver