El PSA sorprendió al final. 
 Nuestro sí interpreta la voluntad de Andalucía     
 
 Mundo Obrero.    31/05/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

POLÍTICA

Debate en el pleno del Congreso

El PSA sorprendió al final

«Nuestro sí interpreta la voluntad de Andalucía»

Alejandro Rojas Marcos, portavoz del grupo andalucista, centró su intervención

del turno de réplica en el tema autonómico por considerarlo el auténtico

detonante de la crisis abierta a raíz de la convocatoria del debate

parlamentario. Asimismo, al final de su discurso anunció el voto favorable de su

grupo a la censura de Suárez y a la investidura del candidato socialista, «para

interpretar la voluntad y el interés del pueblo andaluz».

El líder del PSA reiteró sus conocidas observaciones sobre la política

autonómica de los dos grandes grupos de la Cámara, afirmando que UCD y PSOE

estaban de acuerdo en varios aspectos del problema: el establecimiento de

diferencia entre las autonomías vasca y catalana y todas las demás, el

reconocimiento exclusivo de las tres nacionalidades históricas y la

globalización del mapa autonómico, repartiendo 143 y 151, según decidieran las

direcciones de ambos partidos, afincadas en Madrid.

La ley de Referéndum

Para abundar en sus argumentos, Rojas Marcos dijo que esa política compartida se

apoyaba en la legalidad de la ley orgánica sobre modalidades del referéndum,

aprobada por los votos de ambos grupos.

«Esa ley —dijo el portavoz del PSA— se elaboró y se empezó a aplicar después de

los Estatutos de Euskadi y Cataluña.»

A continuación citó unas declaraciones del socialista Alfonso Guerra, del que

dijo que su inteligencia política sólo tenia parangón con su incontinencia

verbal, en las que afirmaba que sin la obcecación de UCD, el si de Andalucía el

28 de febrero no hubiera pasado del 30 por 100 de los votos.

Tal afirmación del vicesecretario general del PSOE le sirvió al andalucista para

concluir que los dos grandes grupos estaban de acuerdo en el 143 para Andalucía

y que sólo la postura de su propio partido hizo variar la posición socialista.

La abstención se volvió sí

Por último, Rojas Marcos explicó el voto de su grupo, sorprendiendo un tanto a

la Cámara, ya que comenzó hablando de su conocido si a la censura y no a la

investidura. «¿Por qué si a la censura? Por muchas razones —dijo— y entre ellas

una fundamental: la actitud del Gobierno en el 28 de febrero. ¿Por qué no a la

investidura? Por muchas razones y, entre ellas, una fundamental: porque no puede

haber un Gobierno de izquierdas sin mayoría parlamentaría de izquierda.»

«Nosotros —anunció— siempre tratamos de interpretar con nuestro voto la voluntad

y el interés del pueblo andaluz. Y porque esa interpretación está vinculada a

la jornada de 28 de febrero, yo tengo el honor de anunciar que vamos a votar sí

a la moción de censura.»

«Finalmente —concluyó el líder andalucista—, quiero decirle a Felipe González

que el día que llegue a la presidencia no se olvide de que es andaluz, para no

hacer bueno aquel dicho que afirma que cuantos mas cargos tiene un andaluz en

Madrid, menos poder tiene Andalucía en España.»

 

< Volver