Rueda de prensa de Suárez. 
 No habrá negociación con los terroristas     
 
 Mundo Obrero.    31/05/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Rueda de prensa de Suárez

No habrá negociación con los terroristas

El presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, anunció, en el curso de una rueda de

prensa celebrada al término del debate parlamentario, un cambio en la forma de,

gobernar con respecto a los últimos tiempos. «Haremos —dijo— una política de

perfiles más nítidos.»

En otro momento de la rueda informativa, Suárez indicó que «tenemos la gran

oportunidad histórica de consolidar una convivencia democrática en España» y que

«reflexionaremos en profundidad sobre el desarrollo y orígenes del debate, asi

como si hay más cosas, por debajo».

«Me parece claro —añadió—, y esto lo tengo que comprobar al leer los textos, que

Felipe González ha dicho que era un programa abierto y ello me ha preocupado. No

sé qué quiere decir. Si es un programa abierto para que lo firmen debajo todas

las fuerzas políticas o si es que lo puede cambiar en un momento determinado.

Tengo que reflexionar sobre ello y sobre los antecedentes previos y, desde

luego, también tienen que reflexionar al respecto los órganos de mi partido.»

Etapas difíciles

En relación con el deterioro sufrido por su imagen desde las elecciones dé! 15

de junio del 77, el presidente manifestó: «Un presidente del Gobierno que lleva

tanto tiempo en su cargo, que ha atravesado diversas etapas difíciles y que

ahora está atravesando una de ellas, está sufriendo erosiones todos los días,

máxime si asume personalmente todos los errores. Paralelamente a los mecanismos

constitucionales de sustitución de un presidente del Gobierno, todos los

miembros de mí partido saben que soy el primero en si consideran conveniente mí

relevo, dejar paso a otro.»

Más adelante, el jefe del Gobierno negó que tuviese previsto presentar un voto

de confianza a la Cámara, como le había pedido el portavoz de Coalición

Democrática, y que pensaba asistir Con mayor frecuencia a las sesiones del

Parlamento.

A preguntas de los informadores, Suárez insistió en la negativa a negociar con

ETA. «El Gobierno —dijo— no negocia con personas que utilizan la violencia y que

además lo hacen injustificadamente. El Gobierno está lleno de razones morales

para negarse a negociar con unos asesinos. Razones morales tales como la

construcción de un Estado democrático y la eliminación de unas raices que

hipotéticamente podrían justificar actuaciones en el pasado. No existen ni

pueden existir ocasiones de contacto con ETA, porque los medios que ETA emplea

lo hacen imposible.».

Respecto a la dificultad de gobernar con la exigua minoría de UCD, el presidente

Suárez afirmó que es posible que podamos seguir gobernando de la forma en que

actualmente lo hacemos hasta 1983. Repito que hasta ahora hemos sacado todas las

leyes adelante».

Finalmente, se refirió a la última remodelación ministerial. «Todavía en España

damos enorme importancia a los cambios de ministros, cuando en Europa no se hace

a no ser que impliquen cambios en el espectro político. Ocurre que a veces son

necesarios tales cambios porque algunos ministros se encuentran cansados o

porque,por ejemplo, otros tienen dificultad de encaje con sus compañeros.»

 

< Volver