El pSOE endurecerá su política de oposición     
 
 Mundo Obrero.    31/05/1980.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Sábado, 31 Mayo 1980

Debate en el pleno del (TEXTO INCOMPLETO)

El PSOE endurecerá su política de oposición

En una rueda de prensa, celebrada al término del debate, Felipe González anunció

un previsible endurecimiento de la posición socialista en los próximos debates

parlamentarios, aunque precisó que ello no supondría la imposibilidad de votar a

favor de una ley.

Durante treinta y cinco minutos el líder socialista se sometió a las preguntas

de los medios informativos, mientras en otra sala hacia lo mismo el presidente

del Gobierno, Adolfo Suárez. Refiriéndose a éste, el secretario del PSOE expresó

su opinión de que tras el debate reaccionaria encerrándose en la Moncloa.

Anunció que se tomará un par de dias de descanso. Se declaró convencido de que

el debate de la moción de censura ha sido «una victoria real», por lo que estaba

satisfecho, y dijo que de haberse alcanzado los 176 votos, pese a la diversidad

de los Grupos, se habría generado en el país «un espíritu patriótico que hubiera

consolidado la mayoría estable que se necesitan.

Admitió que estos debates favorecen el bipartidismo, por la sensación que se da

de que es preciso otro partido con el suficiente número de votos para que

desaparezca el Gobierno actual. «Lo que pasa es que con la actual ley electoral

no se pueden crear mayorías estables.»

Felipe González se declaró decididamente contrario a la disolución de las Cortes

y la consiguiente convocatoria de nuevas elecciones, descartó una hipotética

coalición entre el PSOE y la UCD y declinó hacer vaticinios sobre la fecha en

que pudiera ser presentada otra moción de censura.

En otro momento tuvo palabras de elogio para Rojas Marcos y Manuel Fraga. Del

primero dijo que ha aprovechado el debate como mejor le convenía y que pensaba

tenia previsto votar «si» desde el primer momento. Respecto del líder de CD,

reconoció que habia actuado inteligentemente, sacando todas las posibilidades y

añadió que, desde una perspectiva: de derechas, se podía apuntar un diez.

Respecto a la situación de los empresarios, dijo que muchos de ellos iban a

respirar después de este debate y señaló que en este país las reglas de juego

para la intervención del Estado en la economía se elaboran en Castellana, 3,

adonde no tienen acceso nada más que unos pocos.

El líder socialista reconoció que para el PNV era muy difícil aparecer en el

Congreso y manifestó entender su posición «porque han llegado a la conclusión de

que sus votos no eran decisivos ni en un sentido ni en otro».

 

< Volver