Felipe González: la derecha tiene que volver a negociar su estructura política     
 
 El País.    31/05/1980.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Felipe González: "La derecha tiene que volver a negociar su estructura política"

«Considero inevitable una renegociación de la estructura política de la derecha

tras este debate», manifestó ayer Felipe González al término del debate sobre la

moción de censura. El líder socialista comentó a renglón seguido que hace unos

meses el presidente del Congreso «me decía que hay problemas que no son de

derecha o de izquierda, sino de tener la voluntad de arreglarlos».

Sobre el mismo tema de la posible reacción de la derecha, Felipe González

aseguró que, salvo los empresarios con acceso a Castellana, 3, muchos van a

respirar, porque toda economía debe establecer unas reglas de juego que ahora no

hay, sino que se ayuda sólo al que se somete al dictado del Gobierno.

Agregó que en el caso de que la moción hubiese triunfado, aunque con una suma de

votos muy heterogénea, en el plazo de pocas semanas se habría generado una

mayoría sólida como la que necesita el país, «aunque fuera la de Fraga, esa es

otra cuestión».

Afirmó que el único camino posible para su grupo es el marcado hacia la

recuperación de una dinámica democrática, y añadió que este tipo de

acontecimientos deberían obligar al Gobierno a reaccionar y hacer «una política

de respeto a la democracia. Sin embargo, calculo que Suárez se encerrará más en

la Moncloa, confiado por la aparente victoria obtenida». Asimismo comentó que en

los últimos meses de su mandato el ex presidente norteamericano Nixon tuvo

muchas intervenciones públicas de un tenor parecido a: «¿Es que no veis cuánto

trabajo?, y queréis que salga, acuda a la televisión y vaya a los tribunales».

Refiriéndose a las especiales características del voto de censura constructivo

manifestó que la idea de que un Gobierno debe ser estable es buena, pero que hay

que fijarse también en la ley electoral, pues la actualmente en vigor es

predemocrática y no facilita la estabilidad, sin dejar de ser injusta.

Descartó como no razonable una coalición UCD-PSOE, y explicó las abstenciones

registradas como consecuentes con las razones de sus protagonistas. En concreto,

de la Minoría Catalana dijo que tiene el Gobierno de Cataluña, y del PNV dijo

que para este grupo era muy difícil asistir, además de que, una vez calculadas

las posibilidades, vieron que sus votos no eran decisivos.

 

< Volver