Alfonso Guerra defendió la propuesta del PSOE. 
 Si UCD se rompe será por culpa del propio Suárez     
 
 Diario 16.    29/05/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

NACIONAL

29-mayo-80/Diario16

EL PLENO DE LA CENSURA A SUAREZ

Alfonso Guerra, vicesecretario general del PSOE, abrió a las cinco y cuarto de

la tarde el debate parlamentario sobre la moción de censura socialista al

Gobierno. El presidente del grupo parlamentario socialista advirtió que si la

UCD se rompe no será culpa del PSOE, sino de Adolfo Suárez, e hizo una extensa

relación de los compromisos legislativos incumplidos por el Gobierno. En nombre

de éste, Rafael Arias-Salgado, ministro de la Presidencia, hizo una réplica

dirigida a desmontar las bases de la moción de censura en una intervención muy

preparada y aplaudida desde los escaños centristas.

En réplicas y contrarréplicas ambos políticos llegaron a enfrentarse

violentamente en mutuas acusaciones.

Alfonso Guerra defendió la propuesta del PSOE

«Si UCD se rompe será por culpa del propio Suárez»

A las cinco y cuarto Alfonso Guerra, el número dos del PSOE, comienza su

intervención, y para explicar el significado de la propuesta socialista suelta

su primer ataque contra el Gobierno. Se refiere a la política «de intoxicación

informativa para falsear este acontecimiento parlamentario», seguida por el

Gobierno y más concretamente por el ministro de la Presidencia, Rafael Arias-

Salgado, a través de Televisión Española.

Califica los argumentos empleados de «justificables por la ignorancia política»

y por ser el director general de RTVE hermano del ministro. Se producen los

primeros murmullos y protestas por parte de los diputados de UCD.

Alfonso Guerra calificó la moción de censura de constitucional, de deber moral,

y señaló que si alcanza la mayoría puede cambiar el Gobierno.

Afirmó que «tras la votación se deben comprobar los votos de los diputados y los

votos populares que hay detrás de los mismos», y calificó a la actual ley

Electoral de injusta y discriminatoria, lo cual fue acogido con nuevos murmullos

en los bancos centristas.

«La moción ha termindo con el mito del desencanto político», señaló Guerra, y va

a servir para clarificar la situación.

«La semana pasada —añadió el diputado socialista— los españoles pudieron

comprobar cómo el presidente Suárez caía de la vitrina y se hacía pedazos en el

suelo.» Entre nuevos y más numerosos murmullos de protesta comparó a Felipe

González y a Suárez, e informó que habían «intentado que los grupos políticos se

sumen a nuestra posición».

Aclaró Alfonso Guerra que no habían intervenido dentro de UCD y que si este

partido «se rompe no será por nuestro esfuerzo, tal vez lo será por el del señor

Suárez».

Entre risas y protestas de gran parte del hemiciclo, el vicesecretario general

del PSOE señaló que «la mitad de los diputados de UCD aplauden las

intervenciones de Fraga y que la otra mitad aplaude las intervenciones de Felipe

González».

Enumeró a continuación los fallos del Gobierno en el campo de las libertades

públicas, la economía, el paro, la reforma administrativa, las autonomías, para

terminar afirmando que «ha probado su incapacidad para regir los destinos de la

nación».

El presidente Suárez, mientras sus hombres se preparaban para contrata-car las

duras afirmaciones y datos de Alfonso Guerra, sonrió en varios momentos, con el

cigarrillo siempre en los labios, ya que prácticamente encendió uno tras otro.

Alfonso Guerra mencionó las contradicciones entre

Adolfo Suárez y Juan José Rosón acerca del País Vasco y señaló que «no se han

efectuado cambios trascendentes en los mandos de las fuerzas policiales, que son

los mismos que perseguían en el régimen anterior a los que luchaban por la

democracia».

Tras mencionar las informaciones de DIARIO 16 sobre investigaciones de la

Policía a parlamentarios y diputados afirmó que «las declaraciones del ministro

del Interior son intolerables».

Y añadió una lista de casos con mención expresa a las condenas por la «Operación

Galaxia» y cita tácita a la de Carmen Franco, hija del anterior jefe de Estado y

duquesa de Franco.

 

< Volver