El Gobierno intentará aplicar topes salariales     
 
 Diario 16.    18/09/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El Gobierno intentará aplicar topes salariales

UGT y CCOO han reaccionado negativamente a la declaración programática de

Suárez. En ambos casos se señala que el Gobierno intenta aplicar topes

salariales, sin que se favorezca la creación de puestos de trabajo. Por su

parte, la CEOE dará hoy su opinión sobre el programa del Gobierno.

Madrid — El programa económico presentado por el presidente Suárez puede

representar en los próximos meses un aumento considerable del paro, señala la

comisión ejecutiva confederal de UGT.

El sindicato socialista

muestra también su preocupación ante los aspectos de la declaración del Gobierno

que hacen referencia a la política salarial y de empleo. «Se prevé —indica UGT—

que se van a dejar caer en crisis a determinados sectores y muchas pequeñas y

medianas empresas tendrán dificultades financieras.»

Para UGT, las medidas económicas apuntadas por Suárez indican que «la crisis va

a ser mayoritariamente soportada por los trabajadores y los sectores marginados

de la sociedad y, fundamentalmente, por los pensionistas y desempleados».

Asimismo, los ugetistas precisan que la afirmación de Suárez sobre el

crecimiento moderado de los salarios, apunta hacia la posibilidad de que el

Gobierno establezca topes salariales para la negociación colectiva de 1981.

«El Gobierno toma la filosofía del AMI»

La reacción del otro sindicato mayoritario, Comisiones Obreras, ha sido al igual

que el de UGT negativa ante las declaraciones sobre política económica y social

realizadas por el presidente Suárez.

Adolfo Pinedo, secretario general de la Federación del Metal de CC OO. ha

afirmado que las palabras de Suárez, relativas a la disminución de los salarios,

detrayendo los costes de la energía, significan que el Gobierno pretende plasmar

la filosofía del acuerdo marco, lo que deteriora el poder adquisitivo de los

salarios. En relación a los proyectos de formalizar condiciones de trabajo —como

a tiempo parcial o a tiempo cierto—, Piñedo ha señalado que estas situaciones

son perjudiciales para los trabajadores si no se ven acompañadas de un aumento

del poder sindical.

 

< Volver