Carrilo (PCE): Críticas a Suárez a través de Abril     
 
 ABC.    30/05/1980.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Carrillo (PCE): Críticas a Suárez a través de Abril

Santiago Carrillo volvió a consumir su turno, a las ocho y cuarto de la tarde,

para en nombre del grupo parlamentario comunista anunciar el voto positivo a la

moción cíe censura presentada por el "Partido Socialista. «Al votar

afirmativamente esta moción de censura —matizó el secretario general del PCE— no

nos estamos pronunciando a favor de un Gobierno minoritario, porque la izquierda

aún no tiene fuerza suficiente para gobernar en solitario. De hacerlo, estaría

en manos de la derecha.»

Santiago Carrillo reconoció que, el Gobierno del presidente Suárez, con la

oposición constructiva —según dijo— de los partidos de izquierda, desempeñó un

papel coherente en los inicios de la democracia. «Pero desde la investidura del

presidente Suárez —añadió— y al dejar éste las relaciones públicas y económicas

en manos de Fernando Abril, las cosas han ido de mal en peor.»

El portavoz del grupo parlamentario comunista puntualizó que iban a votar si a

la moción de censura porque estiman que este Gobierno ha fracasado y está dando

al país la impresión de que aquí han cambiado algunas cosas formales, para que

de esta forma no cambie nada, «También —dijo luego— porque estamos convencidos

de que el país necesita otro Gobierno y otra política.»

Más adelante, Santiago Carrillo —que estuvo hablando más de treinta minutos— se

refirió al paro y criticó a la Industria de la alúmina-aluminio, de la que dijo

que «consume gran energía y crea pocos puestos de trabajo».

Utilizó datos elaborados por la OCDE (pronunció estas siglas con lentitud para

que —según explicó— el señor Pérez-Llorca no la llamase la atenció ante la

posible confusión con las de UCD) y dijo que estamos ante la perspectiva de un

estancamiento mayor de la economía y, por tanto,de un incremento en el número de

personas sin empleo. Luego de señalar que caminamos hacia los dos millones de

parados, afirmó que le preocupaba esta situación «ante la posibilidad —dijo— de

que se despeñe la democracia». Al votar contra este Gobierno —siguió diciendo—

nos pronunciamos a favor de un plan de creación de puestos de trabajo.

Previamente había criticado el discurso del ministro del interior Juan José

Rosón, del que destacó que no ofrecía garantías contra el terrorismo.

En otro momento se refirió a los estatutos de autonomía de Galicia, Canarias y

del País Valenciano para, puntualizar que «el grupo parlamentario comunista no

se propone hacer de España un reino da Taifas. Para nosotros, España está, unida

al respeto de la diversidad de sus pueblos.

En sus últimas palabras dijo que no se arrepentían de haber participado en la

elaboración de la Constitución y que no pensaban defraudar a sus electores.

 

< Volver