Carrillo (PCE): La crisis no es de la democracia, es del Gobierno     
 
 ABC.    21/05/1980.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

CARRILLO (PCE): "La crisis no es de la democracia;es del Gobierno"

Don Santiago Carrillo tuvo una intervención que estuvo salpicada de «envíos»

displicentes, cuando no «provocadores», a los «señores de la derecha».

Las frases preliminares las dedicó el señor Carrillo a un análisis de la

reciente crisis del Gobierno, que él atribuye a la pérdida efe prestigio de UCD

tras sus reveses referendarios y electorales en el País Vasco, Cataluña y

Andalucía.

«Si el jefe del Gobierno hubiera venido aquí para poner el cargo a disposición

de las instituciones podía haber salido fortalecido en su prestigio. Porque

también, a consecuencia de esa crisis, ha sufrido (a imagen de la institución

parlamentaria», dijo el líder comunista.

Carrillo echa en falta, en e! actual Gobierno, a sectores de UCD con reconocido

talante democrático presentes en el Gabinete anterior. Y entró a degüello al

citar ejemplos (procesamiento de periodistas, directores de cine, etc.) de

olvido de la Constitución en materia de libertades públicas en el ámbito civil

como en el militar.

El orador, que no dejó de reprochar al Gobierno su escoramiento «a la derecha»,

dio la alarma sobre las últimas acciones del fiscal general del Estado, que

nombra el titular de Justicia.

¿QUE CLASE DE SERVICIOS?—El tema de los servicias secretos, que, presuntamente,

han circulado informes falsos acerca de un conocido periodista español, y que —

según el portavoz comunista— han allanado domicilios de pacíficos ciudadanos,

fue el punto que daría lugar a la réplica del señor Suárez.

Las autonomías. Para el portavoz comunista está claro que Andalucía se pronuncio

por el artículo 151.

Advirtió sobre la conflictividad, potencialmente mayor que en el País Vasco, de

la región andaluza, abogando por una reforma generosa de la ley del Referéndum.

No menos suave se mostró con la cuestión económica, afirmando que la separación

y las diferencias entre la España rica y la pobre sor cada vez más profundas.

Más adelante recriminó al Gobierno sus fallos a la política internacional, sobre

todo teniendo en cuenta que será el anfitrión de la Conferencia Europea de

Cooperación y Seguridad.

Desde la derecha se acogió con exclamaciones de disgusto cuando Carrillo se

autoexcluyó de la «clase política, al menos de la clase de los señores que se

sientan a esa lado». Para concluir, Carrillo hizo votos porque, «antes de la

caída da la hoja», se forme un Gobierno a base de los partidos de izquierda y

los progresistas de la derecha, y salido de esta Cámara. «La crisis no es de la

democracia; es del Gobierno de la UCD», finalizó.

 

< Volver