Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
   Muchas reticencias al discurso del Presidente     
 
 ABC.    17/09/1980.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

MIÉRCOLES 17-9-80

NACIONAL

ABC / 9

Suárez pide el voto de confianza

Muchas reticencias al discurso del presidente

MADRID (J. M. Fernández-Rúa). El presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, no

obtendrá el voto afirmativo de Coalición Democrática a la cuestión de confianza

que ayer tarde planteó ante el Pleno del Congreso de los Diputados. De acuerdo

con las manifestaciones obtenidas en tos pasillos del Palacio de la Carrera de

San Jerónimo, al término de la intervención del presidente Suárez es más que

posible que la casi totalidad del Grupo Parlamentario Mixto se abstenga o vote

en contra. Solamente la Minoría Catalana votará a favor de Adolfo Suárez, ya que

socialistas y comunistas han dejado bien clara su postura en contra. La Minoría

Vasca, que ayer asistió al Pleno de la Cámara, prácticamente escapó del edificio

al término del discurso presidencial.

Ante una verdadera avalancha de fotógrafos, redactores, cámaras de televisión y

micrófonos de radio el líder socialista, Felipe González, matizó así su opinión

sobre la cuestión de confianza planteada por el titular del Ejecutivo: «Hay más

retórica que realidad. Aquí no se ha cuantificado nada. Hace falta conocer cómo

se hará esa política económica.»

En otro momento, Felipe González puso de manifiesto que «el Gobierno me parece

que exigirá poco o nada a los ricos y mucho a los pobres».

CARRILLO DESCONFÍA.—Por su parte, el secretario general del Partido Comunista,

Santiago Carrillo, destacó que -no veía novedad en el capítulo de autonomías.

«Aquí —añadió— no se ha levantado ninguna de las numerosas incógnitas que hay

planteadas sobre este tema.» A renglón seguido adelantó que su Grupo

Parlamentario votará en contra de la moción de confianza, explicando que «no

tenemos confianza en la UCD, porque no ofrece garantías al país de capacidad y

decisión para resolver la crisis».

HALAGOS DE ROCA.—En, términos radicalmente opuestos se expresó el representante

de la Minoría Catalana, Miguel Roca Junyet. «El discurso de Adolfo Suárez —dijo—

me ha parecido bien, especialmente en el tema autonómico, por lo que tiene de

tratamiento coherente y con plena aceptación de lo que debe ser el Estado de las

autonomías. Hay una clara perspectiva de fortalecimiento de las comunidades

autónomas».

Miguel Roca, dentro del capítulo económico, puntualizó a A B C que sólo hay la

alternativa que ha planteado Suárez. «Ha sido racionalmente expuesta y creo que

costaría encontrar discrepancias con el programa económico que presentó la

oposición en mayo pasado. Incluso en el programa de Suárez se han dicho cosas

que entonces no se contemplaron, como por ejemplo, el aplazamiento de los gastos

de Defensa.»

CALVO ORTEGA CONOCÍA EL TEXTO.

El secretario general del Grupo Parlamentario centrista, Rafael Calvo Ortega,

conocía el texto del discurso del presidente Suárez. Sin embargo, negó que

hubiese participado en su elaboración, al tiempo que lo calificaba de «bueno,

realista y plenamente satisfactorio». Luego destacó que el tema autonómico le

había gustado mucho. «Hay voluntad clara del Gobierno —terminó diciendo— de

construir racionalmente el Estado de las autonomías.»

Es preciso resaltar la reunión que ayer por la mañana mantuvo, en la sede del

Congreso, el Grupo Parlamentario centrista, en la que algunos diputados del

partido gubernamental mostraron su disconformidad por la ausencia de Adolfo

Suárez. Uno de estos diputados, electo por Madrid, llegó a decir que su voto

afirmativo a la moción de confianza sería «sí, pero...» y que podría explicar

oúblicamente, en los próximos días, su postura. La calma parece que volvió al

grupo centrista cuando apareció en la reunión el vicepresidente para Asuntos

Económicos, Leopoldo Calvo-Sotelo y Bustelo, que apaciguó los ánimos.

EL «NO» DE COALICIÓN DEMOCRÁTICA. En cuanto al grupo de Coalición Democrática,

Alfonso Osorio fue escueto en su declaración: «Después del discurso de Adolfo

Suárez nos hemos reunido y hemos acordado votar en contra. No tengo nada más que

decir.»

Antonio de Senillosa, diputado de Coalición por Barcelona, que se encontraba al

lado del señor Osorio, fue más explícito: «Ha sido un discurso decepcionante —

adelantó— y lleno de lugares comunes. No ha explicado nada. Se ha limitado a

hacer una radiografía de los males de la Administración, sin ofrecer ninguna

cifra. Las únicas prioridades son dos o tres proyectos que están ya en las

Cortes. Por tanto, parece difícil darle la confianza que pide.»

Por su parte, Manuel Fraga Iribarne, portavoz de este grupo, dijo con voz

tajante que «Coalición Democrática votará en contra, porque se trata de un

discurso malo, que no genera confianza. Es reiterativo, no hay elementos nuevos

y es una prueba más de que el Gobierno lleva ya cuatro años diciendo una cosa y

haciendo exactamente lo contrario.»

GRUPO MIXTO: ENTRE LA ABSTENCIÓN Y EL NO.—Por lo que se refiere al Grupo

parlamentario Mixto, la totalidad de los diputados que se encontraban en la

Cámara después del discurso de Adolfo Suárez coincidieron en adelantar su voto

negativo o su abstención.

Para Manuel Clavero Arévalo, ex ministro y ex presidente de la UCD de Andalucía,

la dificultad del programa de Suárez está en su ejecución. «Se harán —añadió—

enormes esfuerzos para intentar conciliar objetivos difíciles, a través de

medidas muy drásticas.»

Los resultados dirán la última palabra. «Lo dramático de nuestra situación —

insistió— es que para lograr resultados poco brillantes habrá que tomar

decisiones muy duras.» En el tema autonómico, Manuel Clavero opina que la

igualdad se produce en planos distintos, donde ya hay desigualdad. «La fórmula

empleada con Andalucía es enormemente ambigua, lo que unido a la actuación de la

UCD allí hace que desaparezca el entusiasmo y la confianza en que sea un camino

viable.»

Juan María Bandrés, de Euzkadiko Ezke-rra, afirmó que la primera parte del

discurso del presidente Suárez es similar a un libro de texto: «Todo son

generalidades. Parece el índice del manual del buen gobernante.» En la segunda

parte —autonomías—, Bandrés opina que Suárez precisó , más y anunció que le

parecía bien el anuncio que había hecho de reducir, los gastos de defensa. «En

el proceso autonómico —finalizó— hay gran inconcreción. No olvidemos que él es

el bloqueador de las autonomías.»

El representante del Partido Regionalista Aragonés, Hipólito Gómez de las Roces,

destacó que: «El Gobierno ha situado el tema donde más le ha convenido. Asi

reduce los ámbitos de la polémica a la mitad. Estoy más próximo a Suárez en

materia económica que en materia autonómica, aunque me pregunto dónde se crearán

esos puestos de trabajo que ha anunciado. En el plano autonómico ha afirmado,

paladinamente, la desigualdad regional. Por ello es muy difícil que mi voto sea

positivo.»

Por su parte, Jesús Aizpún —de Unión del Pueblo Navarro— dijo que Adolfo Suárez

no había dicho nada que pueda hacerle cambiar su opinión: «El discurso del

presidente —manifestó— ha sido una declaración de buenas voluntades y muy

laudable. Si pide sacrificio, austeridad, sangre, sudor y lágrimas se lo podemos

dar. Pero confianza, no. Mi voto será de abstención o negativo.»

Blas Pinar, líder de Unión Nacional e integrado en el Grupo Mixto, especificó

qua el discurso del presidente había sido reiterativo, al tiempo que adelantó

que su voto será negativo «como lo fue ya —dijo— en la investidura».

Finalmente, Alejandro Rojas Marcos, líder del Partido Socialista Andaluz,

destacó a ABC que el discurso del presidente Suárez, en el tema autonómico, no

había encontrado nada negativo, «aunque —añadió— sí importantes lagunas»´. «Si

votara ahora mismo diría que no a la moción de confianza que ha pedido a la

Cámara.»

 

< Volver