No estoy ni a favor ni en contra de la coalición. 
 Felipe González: Estamos en una situación de crisis y de emergencia     
 
 ABC.    05/11/1980.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

ABC/7

>No estoy ni a favor ni en contra de la coalición»

Felipe González: «Estamos en una situación de crisis y de emergencia»

MADRID.—El secretario general del PSOE, Felipe González, acudió a las cenas

informativas que se celebran en «Calycanto», organizadas por -Julián Cortés

Cabanillas. Algunos de los temas a que respondió el dirigente socialista son los

siguientes:

D Gobierno de coalición. Me parece una estupidez discutir sobre el Gobierno de

coalición, lo que hay que discutir es un programa. El Gobierno de coalición es

algo secundario. Lo importante para mí es la democracia, porque a no hay

democracia yo no podré vivir en este país. No estoy a favor ni en contra del

Gobierno de coalición. Si hay una situación de necesidad, que no me pidan que

haga consenso porque sena la peor de las soluciones.

Política internacional. Pérez-Llorca está dentro de la línea ruperista. Oreja

ejercía más una diplomacia de texto que Pérez-Llorca.

Viaje a Argel. No he hablado directamente con los treinta y ocho pescadores

apresados. Lo que hice fue establecer contacto con el Frente Polisario, pero sé

positivamente, por lo que me dijo el Polisario, que los pescadores están en

buenas manos. No tienen problemas, están bien alimentados y no pasan frío. Le

comuniqué a Suárez mi viaje a Argel. En el Congreso me pidió Pérez-Llorca

información sobre el viaje. Cuando yo llegué a Argel me encontré con los dos

funcionarios del Gobierno.

D Elecciones americanas. ¡Dios quiera que gane Cárter! Con Reagan se volverían a

repetir muchas historias ya conocidas.

El Gobierno español. No está actuando. El país es como un helicóptero en e) que

se están encendiendo todas las luces rojas a la vez. Estamos en una situación de

grave crisis y de emergencia. Es hora de que el Gobierno y Suárez se percaten de

ello. El presidente Suárez está legitimado y lo que tiene que hacer es llevar a

cabo un programa. Si no puede hacerlo, ya es hora de que se lo vaya diciendo al

pueblo. Tenemos una serie de problemas graves. No se pueden hacer esperar las

reacciones indefinidamente.

Entre las luces rojas que se han encendido están la inseguridad ciudadana y la

Prensa intolerable. Hay tres periódicos que habría que cerrar inmediatamente: Me

da igual que digan que defender esto no es democrático. Yo no tengo ese

complejo. Esos periódicos había que cerrarlos.

UCD NO ES NADA

UCD. UCD no es nada. Tiene que empezar por ser algo, quiéranlo o no los que

están en UCD.

Me parece inconcebible que cuando han matado ya a tres personas de su partido,

Suárez no haya ido al País Vasco. Por el contrario, la postura de la Reina me

parece estupenda y es un gesto simbólico. Si a mí me matan, aunque sea el último

mono del partido, yo desde luego iría a los funerales porque es lo menos que yo

podría hacer, ante el viaje de Doña Sofía, «chapeau!».

PSOE y militares. Desgraciadamente, tenemos poca aceptabilidad en el estamento

militar. En el campo empresarial se están dando cuenta que pueden sentarse con

nosotros en la misma mesa para hablar.

Petróleo. Vamos a llegar a una situación realmente grave, pues, aunque no se

diga, en mayo podemos esperar una situación energética insuperable porque la

capacidad de incremento de la producción petrolera es ahora del tres por ciento,

la producción petrolera va a descender un veintidós por ciento y el reparto no

se hará equitativamente. Tenemos amistad con Venezuela y México, pero debemos

pensar por qué razón nos van a dar a nosotros más que a otros países, pues no

pueden abandonar a Norteamérica.

D Marxismo. Desde algunos sectores del partido se está diciendo que tenemos que

abandonar a Marx, pero lo que necesitamos hora serían muchos Marx.

País Vasco. Es muy difícil ahora aplicar cualquier tipo de terapia porque hay

elementos imprevisibles e irreconciliables. Hay un factor emocional de primera

magnitud. El aglutinante en torno al PNV es un factor emocional grande. Hay

elementos de tensión en las relaciones con Madrid. Descarto absolutamente la

negociación con ETA. El problema fundamental en el País Vasco es civilizar las

tensiones. Para ello hacen falta gestos simbólicos de gran envergadura, como

puede ser el viaje de la Reina. La negociación con ETA hubiera sido posible

antes de poner en marcha el proceso autonómico, pero no ahora.

Autonomías. Podemos pasar dieciocho años muy mal, hasta que todo se estabilice.

Si no se llega a un Estado democrático y autonómico de verdad, el pueblo se dará

cuenta en las próximas elecciones de la ingobernabilidad del Estado. La

autonomía debe funcionar con más eficacia que el centralismo, pero con menos

gente es francamente difícil que lo haga.

El Rey. Es anticonstitucional que el Rey acabara con Suárez o conmigo, pero aún

así la vida política de Suárez depende más del Rey que la vida política de

Felipe González. Es probable, soló probable, que el Rey le diga a Suárez que se

vaya, pero ése no sería mi consejo. A Suárez le he dicho que cualquier contacto

que tuviera con el Rey se lo comunicaría.

Fechas de la democracia. Hay dos defectos de esta democracia, que no tiene

símbolos ni fechas. Mi. partido iniciará una campaña para promover el seis de

diciembre como fecha de la Constitución.

Últimos asesinatos en el País Vasco y democracia. En cualquier otro país, la

primera vez que se reuniera el Parlamento sería para abordar esta situación, y

aquí tendría que ocurrir lo mismo. Habría que abordarlo como primer punto y el

presidente del Gobierno tendría que dar en ese momento la cara y decir lo que

está pasando.

Nueva moción de censura. No la tenemos prevista, pero tampoco la excluimos. Una

nueva moción de censura debe ir a una alternativa real de ganar.

 

< Volver