Autor: Gutiérrez, José Luis. 
   Donde hay confianza da asco     
 
 Diario 16.    19/09/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

GRITOS Y SUSURROS

José Luis Gutiérrez

Donde hay confianza da asco

PORQUE no se entiende nada. Y si no, vean ustedes. Por una parte,Martin Villa

ofrece las famosas cuatro concesiones para Andalucía, a las correspondientes

cuatro peticiones del PSA de Rojas Marcos. (Al contrario de lo que decíamos

ayer, el ministro no llevó sus respuestas mecanografiadas previamente.) Había

negociado dos días antes con Rojas Marcos .quien le preguntó: ¿Qué podéis

ofrecer? Martín Villa respondió: Estatuto, referéndum, plazo y procedimiento de

urgencia, todo por la vía excepcional del artículo 144 de la Constitución. Y

Rojas Marcos: ¿Podemos entonces preguntártelo en la tribuna? Martín Villa: de

acuerdo. (Y así se hizo).

ALGUNOS sectores de UCD —airados con Martin Villa que no consultó con nadie

antes de anunciar sus sorprendentes medidas— han detectado una clara

inconstitucionalidad del procedimiento por el artículo 144, aunque Martín Villa

sostiene que hay un mecanismo que permite hacerlo dentro de la Constitución.

Según los citados sectores, la vía del 144 es flagrantemente inconstitucional,

porque este artículo faculta solamente que mediante ley se puedan suplir las

iniciativas de las Corporaciones Locales y la asamblea mixta —parlamentarios

andaluces-comisión constitucional— que prevé el plan de Martin Villa un

reconocimiento: el del principio de soberanía que se desvía del espíritu de la

Constitución.

Y para complicar aún más las cosas, el ex ministro Clavero, hombre carismático

en Andalucía donde los haya, planteará próximamente a la Cámara la reforma de la

ley de Referéndum para intentar canalizar el proceso por el viejo artículo 151 —

como el vasco, catalán y gallego, con lo que la postura del PSA puede ser una

vez más pintorescamente desairada.

Y un último dato: Clavero está ya decidido a lanzar su aún nonato partido

andaluz, con el que según él contará con la mitad del voto centrista de

Andalucía.

Y tras la refriega del debate, intentos de hacerlas paces. De los hombres

próximos al presidente Suárez emanan, sutiles cantos de sirena dirigidos hacia

Felipe González, en busca de un encuentro entre el jefe del Gobierno y el

secretario general del PSOE. Felipe sin embargo se mantiene imperturbable: «Sólo

aceptaré si la invitación se hace públicamente, con una agenda de temas de

discusión previamente pactada y acordada.»

 

< Volver