Suárez: Soy responsable de lo bueno y lo malo     
 
 Diario 16.    19/09/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Suárez: «Soy responsable de lo bueno y lo malo»

Madrid - El presidente Suárez tomó la palabra para responder al secretario

general del partido socialista y afirmó que «la responsabilidad de lo bueno y de

lo malo que haya podido realizar el Gobierno le corresponde al presidente».

Explicó que el voto de confianza se ha pedido en esta ocasión para hacer frente

a una situación difícil que tiene planteada España en estos momentos. En este

sentido, manifestó que «todos contemplamos a España en su conjunto y nos

enfrentamos a sus problemas puntual y rápidamente. Unas veces con acierto y

otras veces no».

A continuación, Adolfo Suárez fue respondiendo a las diversas cuestiones que

había planteado Felipe González en la intervención que le procedió. Sobre -la no

inclusión en su primera declaración del martes de la posición del Gobierno en

cuanto al terrorismo y la seguridad ciudadana y la política exterior, indicó que

no lo había creído conveniente, pero que el Gobierno realizará una gestión

transparente.

Ratificó, y con Martín Villa

Del tema autonómico, ratificó las manifestaciones que habían hecho otros

miembros del Gobierno en torno a Galicia y Andalucía. Se refería a la

declaración del ministro de Administración Territorial, Rodolfo Martín Villa,

cuando anunció la decisión de realizar un referéndum en Andalucía para aprobar

el Estatuto de Autonomía.

Especial hincapié puso en negar la afirmación de Felipe González de que la

crisis la soportan las clases más débiles. El presidente aseguró que la política

fiscal que sigue el Gobierno parte de un impuesto fiscal progresivo, que permite

a los contribuyentes pagar en la medida de su capacidad.

Después, rebatió la aseveración del líder socialista de que los ingresos

salariales fueron inferiores al aumento experimentado por la renta en los

últimos años. Su conclusión fue que «todos los españoles de cualquier clase y

condición han soportado la crisis y no sólo un sector».

Logros del Gobierno

A partir de este momento, el presidente del Gobierno se dedicó a hacer un

análisis retrospectivo de lo que había sido su actuación y sus diferentes

equipos desde que tomó posesión de la dirección del Gabinete.

Dividió su gestión en tres etapas: la reforma política, la etapa constituyente y

el Gobierno constitucional.

A modo de balance, significó que se han realizado los más importantes proyectos

legislativos, se han sentado las bases del proceso autonómico y se ha enfocado

con rigor la ayuda a los Ayuntamientos socialistas, al igual que al resto.

«Ahora —dijo— nos proponemos realizar un ´programa con unos planteamientos más

drásticos en cuanto a los Presupuestos Generales y la función de los

Departamentos ministeriales. En función de esto, hemos elegido a los nuevos

ministros.»

Suárez terminó su intervención manifestando que la responsabilidad también es de

la oposición, y después de aclarar que deben mantenerse las buenas relaciones

entre los diferentes políticos de uno y otro partido, repitió varias veces que

nunca la había pedido, ni necesita su confianza, ni su credibilidad. Sus

palabras fueron rubricadas por grandes aplausos desde los bancos de UCD.

 

< Volver