los máximos dirigentes se enzarzaron     
 
 Diario 16.    19/09/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Los máximos dirigentes se enzarzaron

Tras el discurso de Felipe González y la réplica del presidente Suárez, se

reinició un largo turno de contrarréplicas entre los dos máximos dirigentes,

cuya transcripción es la siguiente.

Felipe González volvió a la tribuna de oradores para rectificar al presidente

del Gobierno en el sentido de que para referirse al Gabinete no había utilizado

ni en una sola ocasión la palabra «credibilidad». Y sugirió al presidente que

había hecho una contestación conforme a lo que se imaginaba que iba a decir él,

pero que en realidad no había llegado a decir.

El líder socialista subrayó las consecuencias de la crisis económica para los

jóvenes que se encuentran en paro y afirmó que la diferencia económica entre las

regiones tiende a aumentar cada vez más.

Lo que a mí me criticaba

Suárez volvió a subir a la tribuna para señalar que «el señor González ha caído

en lo que a mí me criticaba, leer los papeles que previamente había preparado y

que no le había dado tiempo a leer. Esta afirmación provocó risas moderadas en

sectores del hemiciclo.

Después, entrando en un diálogo directo con el líder de la oposición socialista

que no abandonarían ambos, dijo que iba a responder a las preguntas concretas

que le había formulado.

«El PEN (Plan Energético Nacional) sigue adelante, el plan económico del

Gobierno recibirá los ajustes necesarios a causa de la segunda crisis del

petróleo y el Plan de Urgencia de Andalucía será estudiado por el Gobierno y

asumido en cuanto pueda encajar con las necesidades macroeconómicas», comentó.

Suárez aclaró que había que asumir la impopularidad que supone acometer los

males que sufre la economía para lograr el bienestar de toda la sociedad

española.

Terminó su segunda intervención señalando que «no hemos hecho política de

partido...» Aquí se interrumpió para decirle a Felipe González que no pusiera

esa cara de ironía e incredulidad, y continuó diciendo que «no hemos hecho una

política partidista y sólo hemos procurado servir a España».

No habrá coalición

Felipe González tomó de nuevo la palabra para recordarle al presidente que

habían sido Fraga, Carrillo y el ministro de Hacienda quienes habían aludido a

la posibilidad de que la reciente crisis de Gobierno respondiese a la voluntad

de superar la crisis interna de UCD más que a otra cosa.

 

< Volver