La situación del campo es insostenible  :   
 El endeudamiento de los labradores está originado por la escasa rentabilidad de las explotaciones. 
 Pueblo.    09/03/1967.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

El endeudamiento de los labradores está originado por la escasa rentabilidad de

las explotaciones

Proyecto F.O.R.P.PA.:

Si no sirve para poner en marcha una política agraria justa y eficaz, no tendrá

ninguna utilidad

Reunión de la Permanente de la Hermandad Sindical Nacional de Labradores y

Ganaderos la situación del campo de España se hace cada día más angustiosa e

insostenible. La actual coyuntura económico social de nuestra agricultura

reclama con urgencia la adopción de medidas eficaces que la saquen del clima de

atonía y desesperanza en que se desenvuelve. La crisis tiene su origen,

fundamentalmente, en el alarmante endeudamiento que pesa sobre los labradores.

Se impone, sin mas, un enérgico saneamiento de la economía de las explotaciones

campesinas, para ponerlas en linea de rentabilidad, y esto sólo puede

conseguirse con una justa política de precios remuneradores. Las inversiones

realizadas, a base de costosos sacrificios, para mejorar las estructuras

campesinas, no están rindiendo provecho, sobre todo, porque se han hecho

acudiendo al crédito privado, ante la manifiesta insuficiencia del oficial, y

los rendimientos que se obtienen apenas alcanzan para pagar los intereses a que

este dinero se recibe.

El campo no puede esperar mis. Ni siquiera, a que se pongan en práctica las

previsiones del II Plan de Desarrollo, en cuyas directrices se señala una mayor

atención a sus problemas y necesidades. Aguardar todo un largo año es demasiado.

Hay que apremiar al Gobierno para que, sin dilaciones, ponga en marcha una serle

Ce medidas que sirvan, por lo menos, para atenuar lo crítico de la situación

actual

Esta es la decisión a que han llegado los componentes de la Comisión Permanente

de la Hermandad

Sindical Nacional de Labradores y Ganaderos que, renovada después de las últimas

elecciones, ha celebrado, en la sede central de los Sindicatos, su primera

sesión mensual de trabajo. Presidió el titular del organismo, don Luis Mombiedro

de la Torre, acompañado por el secretario general, don Emilio Antón Crespo; los

presidentes´ de las secciones centrales de Cultivadores, don Rafael del Águila

Goicoechea, y de Trabajadores, don Jesús Lample Operé, y otros dirigentes.

Tras la toma de posesión de los nuevos vocales de la Permanente, a los que el

señor Mombiedro felicitó por su designación, se entabló un vivo y animado debate

en torno a los difíciles y delicados problemas que la agricultura española tiene

planteados en estos momentos, tanto en ´ la vertiente económica´ como social.

BALANCE DEL ASO AGRÍCOLA

Previamente, el secretario general de la hermandad, señor Antón Crespo, dio a

conocer un detallado informe en el que se resumen los datos más importantes y

significativos de la dinámica agraria en el pasado año 1966. La "renta agraria

experimentó un incremento superior al ocho por ciento, debido a unas mayores

cosechas alcanzadas por unas condiciones climatológicas más favorables. Por

contraste, se registró también un mayor incremento en las importaciones de

alimentos.

La síntesis cuantitativa del año puede resumirse en «na elevación muy atenuada,

en relación con 1965, del índice general de precios percibidos y menor de los

pagados; fuerte elevación de los salarios y, como consecuencia, del crecimiento

de la mecanización; síntomas de atenuación de la emigración y aumento intenso de

las importaciones, aunque las exportaciones crec i e r o n también

apreciablemente.

Con referencia al mes de enero último se acusan determinadas situaciones de paro

que, aunque de signo coyuntural, alcanzan gravedad en algunas provincias, como

Málaga.

PROPUESTA DE SOLUCIONES

A requerimiento de la presidencia, y dando prioridad al estudio de la situación

actual del agro, se produjeron numerosas e interesantes intervenciones de

vocales, entre ellos los representantes de Toledo, Valladolid, Cáceres, Badajoz,

Segovia, Albacete. Zaragoza, Jaén, Valencia y Lérida, los representantes

sociales señores Lample, Fábregas, González, Sáez, Oliver y otros, exponiendo

sugerencias y puntos de vista en torno a tan apasionante tema.

Se habló, por ejemplo, de la progresiva despoblación de los medios rurales, de

la presión de los salarios, de la disminución de los precios percibidos, de la

baja rentabilidad de las explotaciones, de las dificultades crediticias, del

rigor de la política fiscal, de la inseguridad de los precios, de la necesidad

de una auténtica política agraria, de una ampliación de los beneficios de la

Seguridad Social hasta metas más generosas y justas y de la utilidad de

considerar una incorporación progresiva de España en el área, de la Comunidad

Europea.

NECESIDAD DEL F. O. R. P. P. A.

Especialmente se insistió en la urgencia de la puesta en marcha del Fondo de

Orientación y Regulación de Precios y Producciones Agrarias (F. O. R. P. P. A.),

cuya proposición de ley presentó, hace ya casi un año, la Hermandad Nacional a

las Cortes y sobre la que el presidente tiene solicitada una interpelación al

Gobierno.

Según se dijo, en torno al F. O. R. P. P. A. se han movilizado las aspiraciones

de muchos organismos, que elaboró en su día la herintervención en este

instrumento, que los agricultores, por su parte, entienden que si no ha de

servir para hacer posible en España una política agraria justa, eficaz y

coherente, no les va a ser de ninguna utilidad. Por tanto, consideran que si el

F. O. R. P. P. A. ya a nacer condicionado, con limitaciones insoportables,

sujeto a innumerables dependencias y fiscalizaciones, sin servir a los fines de

una adecuada orientación de las producciones y una garantía de los precios, su

eficacia será nula y mejor sería no haberlo instado. El debate concluyó con la

reafirmación de insistir en que el Fondo se constituya sobre .´a base de la

proposición de ley que elaboró en su día la Hermandad.

OTRAS MEDIDAS

También se señalaron, entre otras medidas urgentes a adoptar por el Gobierno, el

bloqueo inmediato de las importaciones de alimentos y una programación adecuada

de las mismas; la revisión de los precios de los productos agropecuarios,

insuficientes hoy y poco rentables; la modificación de las estructuras

productivas; la protección a los cultivos —ejemplo, el algodón—.fundamentalmente

sociales, por requerir la utilización de mayor número de mano de obra; la

efectiva puesta en marcha de las acciones concertadas de productos ganaderos; el

apoyo a la. financiación de la Seguridad Social Agraria; mayores facilidades

crediticias, con la supresión de trámites y avales, que frenan su eficacia, y,

en fin otra serie de interesantes propuestas que la Permanente acordó; someter,

antes de su elevación a los poderes públicos, ai conocimiento y refrendo de una

reunión de presidentes de cámaras oficiales sindicales agrarias de toda España.

8 marzo de 1967

PUEBLO

 

< Volver