Autor: Álvarez Cruz, Luis. 
   El Ministro de Comercio recorre el sur de Tenerife     
 
 ABC.    12/02/1964.  Página: 47-48. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

ABC. MARTES 18 DE FEBRERO DE 1964. EDICIÓN DE LA MAÑANA.

PAG. 48.

El ministro de Comercio recorre el sur de Tenerife

Santa Cruz de Tenerife 17. (Crónica telegráfica de nuestro corresponsal.) El

ministro de Comercio, acompañado por el alto persona! de su Departamento y

autoridades tinerfeñas, realizó ayer una detenida visita a la zona sur de la

isla. El señor Ullastres inició el recorrido a través de la carretera dorsal

hasta las cañadas del Teide, y desde aqu5, pasando por Vilaílor, a Granadilla,

San Miguel, Arona y Adeje.

Durante el largo recorrido, el ministro pudo apreciar de cerca la obra titánica

que viene realizando el agricultor de estas tierras, en las que yace en potencia

el futuro pleno de la productividad isleña. Conversó el señor Ullastres con las

autoridades locales y con los agricultores, enterándose sobre el terreno de las

particularidades de esta porción, en parte inédita, de Tenerife. Ert la finca

denominada "Fanabe", donde se celebró un almuerzo organizado por el Sindicato

Provincial de Frutos, asistió el ministro a una documentada exposición relativa

al proceso de creación de las propiedades en las que se asientan los productos

básicos de la exportación isleña. Terminada la visita, el ministro y su séquito

pasaron de nuevo por las Cañadas y marcharon a admirar brevemente la Orotava, el

Puerto de la Cruz, y asistieron después a una cena ofrecida por el Cabildo

Insular.

DECLARACIONES DEL SEÑOR ULLASTRES

En una rueda de. Prensa celebrada esta mañana, el ministro de Comercio, señor

Ullastres, manifestó que le había satisfecho extraordinariamente su contacto con

las autoridades y representaciones tinerfeñas, así como directamente con la

isla, pues merced a él se había establecido una mutua comprensión de problemas y

de aspiraciones, así como de fórmulas resolutorias. Dijo el ministro que dichos

problemas, en.gran parte derivados de las peculiaridades propias del

archipiélago, eran en realidad menores de lo que en principio había pensado, y

sin duda, además de abordarlos en su sentido general, se podría ira más

inmediatas soluciones concretas en aquellos casos específicos que así lo

demandaran.

Elogió el señor Ullastres el espíritu tesonero de los hombres de la producción

insular, que con motivo de su visita al norte y sur de la- isla había comprobado

en las tierras, galerías de agua y empaquetados que vio directamente, y

agradeció todas las facilidades y testimonios de colaboración y cordialidad de

que había sido objeto durante su estancia en Tenerife.

Preguntado acerca del alcance de sus manifestaciones iniciales al llegar al

aeropuerto de Los Rodeos, en orden a que las principales beneficiarías de su

tarea a través de los Estados africanos serían las islas Canarias, contestó que

ese beneficio, nacido del enclave geográfico del archipiélago, se podía

manifestar de cuatro maneras: importaciones, exportaciones, inversiones y

presencia personal de las islas en aquellos territorios decididamente abiertos,

principalmente por lo que toca a Mauritania, a la actividad española.

En este sentido la situación geográfica de las islas proporcionaría a sus gentes

una gran posibilidad >le acción. Por lo demás, en lo que a trabajo se refiere,

la obra que el hombre insular lleva a cabo en su propió país lo acredita como

claramente indicado para aportar su concurso al desarrollo económico dé aquellas

tierras.

Terminó diciendo que a pesar de Ja complejidad específica de los problemas

canarios tendrían la solución adecuada-una vez fuesen elevados al Gobierno.

El ministro se despidió de los informadores reiterándoles las excelentes

impresiones que de su visita a Tenerife se llevaba a Madrid.

Después marchó ea avión a Las Palmas de Gran Canaria, siendo despedido en el

aeropuerto por las autoridades y representaciones tinerfeñas.—Luís ALVAREZ CRUZ.

 

< Volver