Autor: Pérez Ferrero, Miguel. 
   España ocupa el 13 puesto de occidente en cuanto al valor absoluto de sus reservas monetarias  :   
 Todo ello prueba la vitalidad económica española y su estrecha relación con Europa. 
 ABC.    12/03/1964.  Página: 47. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ESPAÑA OCUPA EL 13 PUESTO DE OCCIDENTE EN CUANTO AL VALOR ABSOLUTO DE SUS

RESERVAS MONETARIAS

Mientras las expoliaciones de los "Seis" al resto del mundo han aumentado en un

35 por 100, las hechas a nuestro país se han incrementado en un 180 por 100

TODO ELLO PRUEBA LA VITALIDAD ECONÓMICA ESPAÑOLA Y SU ESTRECHA RELACIÓN CON

EUROPA

Interesantes declaraciones del embajador don losé María de Areilza ante

numerosas personalidades de la Administración francesa

París 11. (Crónica dé nuestro corresponsal, recibida por "telex".) . Hoy a

mediodía se ha celebrado un acto de trascendente significación para las

relaciones económicas hispano-francesas, especialmente las económicas. En él se.

ha demostrado que el volumen de los intercambios de los dos países, así como los

lazos, culturales, cada vez más firmes, y los humanos de mutuo contacto, han

creado una situación que puede considerarse irreversible.

El embajador de España en París, don José María de Areilza, conde de Motrico,

había reunido a más de trescientas personas en el hotel Ritz, enclavado en ese

decorado .único de la place Vendóme, en un almuerzo, para imponer la Gran Cruz

del Mérito Civil a un gran amigo fle nuestra nación. M. Olivier Moreaú-Neret,

economista, político de renombre, académico, profesor, banquero, etc., que en la

actualidad preside el grupo de la Amistad Franco-Española.

Después de subrayar el cambia de cosas experimentado en. una docena de años,

pasó a las concreciones, a todas luces es-• pectaculares,´ dando principio por

el capítulo de las exportaciones. La evolución experimentada por las francesas a

nuestro país de 1959 a 1963 ha sido como sigue: en el primero de los años

citados alcanzaron la cifra´de sesenta millones de dólares, y en el segundo

sobrepasaron los doscientos treinta millones. En el curso de los tres últimos

meses, diciembre, enero y febrero, el ritmo de tales exportaciones ha sido tal

que. si sé mantiene, en 1964 Francia habrá realizado ventas a España por valor

de trescientos millones de dólares. Todo lo cual hace que nuestra país ocupe el-

sexto lugar entre los de todo el mundo que compran productos franceses. Pero

este movimiento es bilateral, de modo que España aumenta´ constantemente sus

ventas a Francia. En 1959 vendía por valor de cuarenta millones de dólares,

mientras que en 1963 por ciento doce millones. Y en los tres últimos meses el

aumento registrado es de un 71 por 100. Ésa enorme corriente de intercambios ha

planteado los consiguientes problemas de fronteras y servicios de Aduanas, que

han tenido que ir adaptándose a las nuevas exigencias.

Otro capítulo de extraordinaria importancia es el de los visitantes franceses a

España. El número aumenta vertiginosamente. En ,1959 arrojaron una cifra de un

millón ochocientos mil. En 1963 • pasaron de los cuatro millones y medio. Y

probablemente este año sobrepasarán los cinco millones, o sea la décima parte de

la población de Francia. También esta afluencia ofrece sus´ peculiares •

problemas para facilitar sn rápido y cómodo transporte.

Sin embargo—y esto lo subrayó el embajador—quizá- el hecho más nuevo, en

conjunto, de las relaciones hispano-fran-cesas lo constituye la llegada en masa

de los trabajadores españoles a Francia, "fenómeno económico y social que nos

preocupa y nos interesa al mismo tiempo en el más alto grado". España no quiere

impedir que sus hijos salgan a trabajar con toda libertad dónde hallen las

posibilidades mejores de elevar su nivel de vida, pero el fenómeno no se debe,

contra lo que algunos han pretendido sostener, a que los salarios españoles sean

bajos, "sino a que nuestro país, como Irlanda, Italia y Japón, es un país

tradicionalmente de emigración. Y ha de recordarse que gran parte de las

poblaciones actuales de Argentina, Méjico, Venezuela, Cuba, etc., están formadas

´por familias españolas que emigraron a. lo largo del siglo XIX. Así la

emigración actual es, en cierto modo—según el conde de Motrico—la continuación

de esa corriente normal de la población ´española hacia el exterior. Y dadas las

actuales circunstancias, los demás países de Europa se han convertido en el polo

de atracción´principal del excedente de la mano de obra nuestra. Desde luego, HO

dejo de anotar y hacer constar la liberalidad y la justicia del Gobierno francés

hacia estos trabajadores. Pero también es conveniente registrar que el trabajo

de esos españoles constituye una contribución importante al Plan de Desarrollo

francés y a la industria francesa en general. Sin embargo, existe otro aspecto

del problema y es el de que si una economía nacional bien concebida y saneada

debe mostrarse capaz de utilizar por entero sus propios recursos humanos, uno

de, los objetivos primordiales de nuestro Flan de Desarrollo que - acaba, de

ponerse en marcha este año es el de que esa corriente emigratoria disminuya".

No podía faltar el capítulo consagrado al Plan de Desarrollo, que en buena parte

se ha inspirado en la experiencia francesa. Antes de ponerse en marcha, el

aumentó del producto nacional alcanzó un 7 . por 100- "Nuestra posición—afirmó

el conde de Motrico—sólo puede ser, pues, optimista."

Nuestras reservas en oro y divisas se elevan a mil doscientos millones de

dólares, lo que quiere decir que España es el decimotercero país del mundo libre

en cuanto a importancia en valor absoluto de sus reservas monetarias.

Pertenecemos a los catorce países que el Fondo Monetario Internacional ha

utilizado para sus proyectos de ayuda a los países miembros, y también

pertenecemos al grupo más restringido de los diez países que tienen una posición

crediticia con respecto al Fondo Monetario mismo. Y ellos son índices

suficientes para medir la vitalidad económica de España, que ha sido capaz de

absorber, en 1963, el déficit de su balanza comercial de mil doscientos millones

de dólares, de liquidar éste con un excedente de más de cien millones y de

convertirse en el segundo comprador de oro del mundo, después de Francia."

Fue así desplegando el conde de Motrico el panorama ele nuestra economía y de la

estrecha relación de ésta con la ´francesa, hasta llegar a los últimos párrafos

rio sn exposición. "Hemos pedido a Bruselas la apertura de conversaciones con la

Comunidad Económica Europea, dado el gran desarrollo de los intercambios entre

España y los países miembros de la Comunidad. Y respecto ¡i esto también quiero

señalar una cifra significativa, que demuestra hasta qué punto las relaciones

comerciales entre España y el resto de Europa se han multiplicado a lo largo de

estos cuatro años últimos. El aumento de las exportaciones en el seno de la

Comunidad Económica Europea, entre los seis países, ha sido de alrededor del

setenta por ciento en cinco años, mientras que las exportaciones de la C. E. E.

al resto del mundo han aumentado en un treinta y cinco. Pues bien, las

exportaciones de la C. E. E. a España han aumentado en ciento ochenta por ciento

en ese período. Np sé ´trata, pues, como algunos han querido afirmar, de una

gestión destinada sólo a proteger las exportaciones españolas. Esta petición de

apertura de negociaciones es una gestión de conjunto de un país que se ha

convertido en un mercado real de más de quinientos millones de dólares al año, y

que puede llegar a ser un mercado potencial dos o tres veces más importante."—

Miguel PÉREZ´.FERRERO;

 

< Volver