Autor: Mora Morales, Celestino. 
   Otro que vivía peor     
 
 El País.    22/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Otro que vivía peor

Con respecto a las dos cartas publicadas en su diario bajo el epígrafe «Con Franco vivíamos mejor», le

voy a rogar que me permita hacer una serie de puntualizaciones.

Al señor Cristóbal Pérez Díaz, firmante de la primera, no me cabe más que decirle que no sólo de

bocadillos de jamón vive el hombre. Suerte, o algo más, tuvo él que los pudo comer cuando quiso; pero

existe algo en la vida humana que la eleva hasta su verdadera dignidad, aparte de los bocadillos de jamón,

claro está, la libertad, señor mío, la libertad.

A la señora Elisa Hernández, firmante de la segunda, me permito hacerle las siguientes correcciones.

En cuanto a que ahora sale con miedo y sin tranquilidad a la calle, le diré que el que algo teme algo debe.

En cuanto a que ahora los índices (?) de delincuencia son altísimos, al margen de lo que entienda por

delincuencia lo que ocurre no es que ahora sean superiores, sino que ahora se informa más sobre ello.

Porque lo que era antes, sólo se informaba de fútbol, toros, peregrinaciones a Fátima y de cuando en

cuando se acusaba a Eleute-rio Sánchez, para que no se «mosqueara» el personal.

En cuanto a los problemas económicos de la actualidad, son consecuencia de cuarenta años de mala

administración y falso desarrollo, y que cuando se ha tirado de la manta, para intentar arreglarlo un poco,

se ha descubierto a los verdaderos delincuentes que nos estaban robando a casi todos los españoles.

En cuanto a las horas perdidas en huelgas, le apunto que ya estaba bien de pasar por el aro, ya estaba bien

del: a trabajar y a no comer o a «Carabanchel».

En cuanto a la pérdida de vidas humanas, lamentable, y ahí sí le doy la razón, porque ningún fin justifica

el sacrificio de un ser humano; le comunico, por si no lo sabe, que es probable que bastantes de esas

muertes las hayan producido elementos que durante cuarenta años han estado disfrutando de todos los

privilegios a costa de casi todos los españoles. Bajo la dictadura, sobre este tema, todo lo más que se

pueda decir ya sobra.

En cuanto al respeto al individuo, si algo caracterizó y caracteriza al fascismo es la más absoluta falta de

respeto al individuo, por sistema y por «el sistema».

Celestino Mora Morales Madrid

 

< Volver