España aboga por un equilibrio socio-económico entre países desarrollados y en vías de crecimiento     
 
 ABC.    15/03/1969.  Página: 69. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

ESPAÑA ABOGA POR UN EQUÍLIBRIO SOCIO-ECONÓMICO ENTRE PAÍSES DESARROLLADOS Y EN

VÍAS DE CRECIMIENTO

El llamamiento fue lanzado por don Epifanía Ridruejo ante la I Reunión de los

Comités Iberoamericanos de la Cámara de Comercio Internacional

Río de Janeiro 14. España lanzó ayer un llamamiento´ a la colaboración estrecha,

a la solidaridad de los pueblos como única salida para corregir el desequilibrio

socio-económico existente entre países desarrollados y en proceso de desarrollo,

"fenómeno que se ha constituido en signo relevante del mundo actual". Esta

exhortación fue formulada en el marco de la primera reunión de los Comités

Ibero´ americanos de la Cámara de Comercio Internacional, por el presidente del

Comité Nacional Español, don Epifanio Ridruejo, quien encabeza la Delegación de

su país. El señor Ridruejo apuntó la existencia de grandes subgrupos, de acuerdo

con el grado de desarrollo que las circunstancias le permitieron alcanzar, para

señalar que las diferencias continúan existiendo, e Incluso tienden a aumentar.

Para superar esta situación "no bastan los esfuerzos aislados. Hace falta,

sentimiento de colaboración y una visión muy clara de la estrecha solidaridad

que ha de presidir las bases entre los hombres y los pueblos".

Más adelante, el señor Ridruejo afirmó que España se encuentra en un nivel

Intermedio entre las naciones desarrolladas y las que se encuentran en vías de

desarroyo. "Esto significa que estamos en condiciones óptimas para comprender a

la vez los problemas que se plantean a los unos y a los otros". El delegado

español, en fin, puso de relieve que España "considera que las grandes

asociaciones regionales que imperan en el mundo, tales como el Mercado Común

Europeo, el E. F. T. A., el Mercado Común Centro americano y otras más, deberían

ampliar sus miras y no quedar circunscritas a los conceptos meramente

geográficos".

En la misma sesión el prevente de la Cámara de Comercio de Bogotá, don Manuel

Trujillo Venegas, abogó por la creación de normas técnicas uniformes y mejoras

de los servicios de transporte, con vistas a lograr la integración económica del

hemisferio, al tiempo que pidió la eliminación de trato preferencial para

productos de fuera de la región.

En su exposición, el señor Trujillo Venegas señaló que las restricciones

cuantitativas de los productos de los países hispanoamericanos pueden ser

superadas cuando se haya logrado aquella integración.

Asimismo recalcó que las restricciones monetarias originadas en los déficits de

divisas deben ser corregidas mediante el estímulo de todos los Gobiernos para la

diversificación de la productividad y el aumento de las exportaciones en la

región.—Efe.

 

< Volver