Con sus excedentes administrativos las Cajas de Ahorros confederadas han levantado por toda España una magna red de obras sociales     
 
 Madrid.    12/03/1969.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Con sus excedentes administrativos las Cajas de Ahorros confederadas han

levantado por toda España una magna red de obras sociales

UNA de las características que singulariza a las Cajas de Ahorros entre las

entidades de crédito y que las distingue incluso de las entidades análogas del

Extranjero, ya que en otros países no han llegado en el campo social, ni de

lejos, a una realidad como la española, es la que se deriva de la circunstancia

de que al no tener capital de explotación ni elementos capitalistas a Io$ que

retribuir con dividcndos el destino de los beneficios que las Cajas obtienen, o

para ser más exactos en este caso en la denominación, el destino de los

excedentes administrativos, es la creación y mantenimiento de mía red de obras

sociales, benéficas, asistenciales y culturales que se extiende hoy por todas

las regiones de España.

Obligatoriamente el 50 por 100 de los referidos excedentes y .potestativamente

hasta el 75 por 100 de los mismos se destinan al citado fin social, dedicándose

el resto a fortalecimiento de las reservas para lograr una mayor seguridad

todavía para los ahorradores; seguridad que por otra parte es absoluta, pues

las quiebras y situaciones análogas con hechos absolutamente, desconocidos desde

siempre en el mundo do las auténticas Cajas de Ahorros, que si bien crean

muchas obras sociales consideran siempre como la primera y más importante el

cumplimiento ,de sus obligaciones para con todos los ahorradores y el mejor

servicio a los mismos.

¿En qué tipo do obras o instituciones se materializa ese afán creador de

signo social de las Cajas?

Cuando hace ya años se quiso llevar a la pantalla cinematográfica la obra social

de las Cajas de Ahorros españolas, el guionista tomó como eje de BU labor el

curso de una vida humana, pues lo primero que llama la atención es el hecho de

que en todos y cada uno de los pasos de la vida de un hombre, desde el

nacimiento hasta el ocaso de su existencia, en todos los momentos y

circunstancias posibles existen obras sociales de las Cajas españolas capaces de

prestar un servicio, y atender una necesidad, de socorrer una carencia y d«

elevar en general el tono de la vida física, cultural y espiritual de las clases

populares de la nación. Ello es debido a la universalidad de fines que alcanza

la actuación de las mencionadas Cajas.

Muchas de dichas obras están dedicadas a la Infancia, pues se trata de colonias

escolares, de casas*cuna, guarderías infantiles y centros análogos de los que

España ha sido materialmente sembrada gracias a la actuación de las Cajas. Junto

a ellas numerosos centros dedicados a la educación primaria o profesional

destinados a capacitar en todos los aspectos a los ciudadanos, del manaba,

Sanatorios, preventorio», clínicas y hospitales han levantado tras el logro de

un mayor nivel sanitario de las clases populares.

Otras muchas obras.asistencíales y sociales se pueden citar además: hogares para

matrimonios ancianos, Clubs de jubilados, residencias para obreros, solteros y

para mujeres que trabajan fuera del lugar de residencia de $u fámula, centros de

reeducación de sordomudos y ciegos, Institutos de rehabilitación de mutilados,

bibliotecas populares, centros de formación familiar y profesional de la mujer,

servicios de vacunación antituberculosa y antipoliomielittica, servicios móviles

de fotorradioscopia, becas, obras sociales agropecuarias, Casas del Pescador,

restauraciones artísticas, salas de conferencias y de Exposiciones, fomento de

actividades musicales, instalaciones deportivas y otras muchas, destacando

siempre e´ tre ellas, aunque fundamentalmente se hace dentro del capítulo de las

inversiones, la aportación a la obra tan necesaria de dotar de vivienda sana y

confortable a las clases medias y modestas de la sociedad.

Recientemente esta amplia obra ss ha extendido al campo del fomento de la

Investigación científica, actividad ésta realizada directamente por la

Confederación a través de su Fondo para la Investigación Económica y Social, que

ha comenzado tan sólo á dar sus primeros pasos, pero que dentro de pocos meses

habrá mostrado ya a todos una obra cumplida y ea marcha de auténtica

trascendencia dentro de dos campos científicos de evidente interés; la economía

y U sociología.

¿Qué cantidades destinan las Cajas a este fin generoso d« realización social a

fondo perdido, que más exacto seria decir ganado por el bien común de la

sociedad? En el año 1967 «6 destino a obra benefico social la Importante turna

de 2.210 millones de pesetas, lo que supuso sobre el año interior un 32 por 100

de incremento. En el último Ejercicio, durante él año 1968, la cifra antes dicha

de Incrementó de nuevo, y aunque todavía no es conocida la definitiva, se pueda

adelantar, sin temor a error de Importancia, que las Cajas de Ahorros

confederadas durante el último año han llegado a destinar a obra social 2.255

millones de pesetas.

Las Cajas de Ahorros estiman su obra social como corona y remate d*. su.

actuación, dedicándole atenciones y cuidados que se extreman en aquellas que

las Cajas suelen llamar sus "obras prédileotas"¡ Pero los directivos de las

Cajas, con mente clara, no han pensado nunca que el carácter social de estas

entidades deba. derivar únicamente del destino que dan a sus beneficios, sino

que, por el contrario, el carácter social de las Cajas impregna absolutamente

toda su actuación desde la forma de recoger sus recursos y de fomentar el ahorro

hasta el criterio para practicar sus inversiones. Es, pues, la propia labor

fundamental y defmltoria de las Cajas la que se realtea, cumpliendo una vocación

social y, luego, las obras benéficas y asistenciales que las Cajas constituyen y

sostienen son una especie de añadidura, de rica y generosa añadidura, que viene

a ser remate y corona de una actuación toda ella imantada por un Indeclinable

mandato social.

 

< Volver