Autor: R.. 
   Entrega de la memoria del nuevo sistema de índices del coste de la vida     
 
 ABC.    25/03/1969.  Página: 51-52. Páginas: 2. Párrafos: 19. 

ENTREGA DE LA MEMORIA DEL NUEVO SISTEMA DE ÍNDICES DEL COSTE DE LA VIDA

Tomando como año base el de 1968, ofrece una serie única de índices que enlaza con los sistemas anteriores

DE ESTA FORMA ES POSIBLE ESTABLECER LA COMPARACION ENTRE CUALQUIER PERIODO DESDE 1936 HASTA LA ACTUALIDAD

Ayer, a las seis de la tarde, en el curso de una reunión de Prensa celebrada en el Instituto Nacional de Estadística, que presidió el director general de Estadística, don Alberto Cerrolaza, fue entregada a los

informadores la Memoria del nuevo sistema de índices del coste de la vida con base 1968 = 100.

El Instituto Nacional, de Estadística ha puesto al día este sistema de índices del tosté de la vida con objeto de actualizar su estructura para que refleje lo más fielmente posible las características actuales del consumo. Ahora se publica un amplio estudio en el que se recoge, detalladamente, el método utilizado para la elaboración del nuevo índice, que toma como año base, como anteriormente decimos, el de 1968.

Al propio tiempo se ofrece una serie única de índices del coste de la vida que enlaza con los índices anteriores, cuyo año base era 1958. De esta manera puede seguirse su evolución, año tras año v mes tras mes, a lo largo del período que cubren las series anteriores, haciéndose así posible la comparación entre cualquier período desde 1936 hasta la actualidad.

El nuevo sistema está basado en la información facilitada por la encuesta de Presupuestos Familiares intimada en diciembre de 1968. De esta forma, la estructura del consumo contemplada en la actual.

Además de los cambios en los artículos incluidos, las diferencias fundamentales entre el sistema nuevo y el de base en el año 1958 son las siguientes:

En cuanto al estrato socio-económico de referencia, el sistema antiguo consideraba la estructura del consumo de todos agüellas hogares familiares, cuyos sustentadores no estuvieran en paro y con ingresos anuales, en marzo de 1958, inferiores a 80.000 pesetas. El sistema vigente se refiere a los hogares familiares cuyo sustentador trabaja y percibe unos ingresos anuales, en el momento de la encuesta, comprendidos entre el salario mínimo y 120.000 pesetas.

El índice general se obtenía en el sistema antiguo como suma de los índices de los distintos conjuntos (capitales v no capitales de Provincia). En cambio, en el actual, se ponderan en función de la población de cada ¡acuidad y del consumo por persona.

En el sistema antiguo se estableció un índice para el conjunto de capitales de provincia más Ceuta y Melilla, y otro índice para el conjunto de municipios no capitales. En el sistema nuevo se establece un índice

(denominado urbano) que comprende el conjunto de las capitales v poblaciones de más de 50.000 habitantes, quedando el resto de los municipios para el conjunto denominado "no urbano".

La adecuada interpretación de las señales de alerta

En el coloquio celebrado a continuación se trató del tema de las señales de alerta y se destacó la necesidad de interpretar en su conjunto estas señales, ya que la variación aislada de una de ellas no tiene una significación representativa de una situación grave para la economía española.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que, por lo que se refiere a la señal de alerta de los índices de precios al por mayor no se ha hecho la corrección de las variaciones estacionales. Precisamente, además, la época del año en que nos encontramos, en la que los productos de huerta alcanzan un mayor precio que, como es lógico, repercuten considerablemente sobre el citado índice, quizá significaría su temporal alza.

El cuadro que reproducimos en la parte Inferior de esta página recoge la definición de las señales de alerta establecidas en el II Plan de Desarrollo Económico y Social y su actual situación.

 

< Volver